jueves, 22 de diciembre de 2016

Soneto


El cuerpo en que me hospedo está cansado,
el alma en que me sueño está rendida:
en sueño, cuerpo y alma odio la herida
del tiempo sin mañana, hoy ni pasado.

El tiempo: ejecutor, jaula, atentado,
esbirro de la muerte, acometida
de pólvora y metralla, despedida
incesante, cadalso, delegado

de la herrumbre, vía muerta, purgatorio
sin grietas al paraíso, Barrabás,
Herodes y Pilatos, cuenta atrás,
plutonio, cesio, uranio, radio, torio,

simiente de lo estático, lo frío,
lo oscuro, lo callado, mar sin río.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Efectivamente, el tiempo y el mar son de las cosas más ilimitadas y menos abarcables por el cerebro humano