lunes, 26 de diciembre de 2016

Carta de Epifanía a quienes corresponda

Con especial cariño y mis mejores deseos en forma de simulación y en diferido para mi Loli de Cospedal
Como no creo en Reyes
Magos ni en Santa Claus,
y como me he portado
durante tanto tiempo
como un buen ciudadano,
este año, al objeto
de pedir mis regalos,
me dirijo a vosotros,
ministras y ministros
de Defensa del mundo,
señores generales
de todos los ejércitos
del demonio, industriales
y nobles accionistas
de la fabricación
de armamento:
                          Meteos
todos vuestros juguetes
de guerra por el culo.
(Pero ojete con esos
grandes supositorios
nucleares, no dejéis
de leer las instrucciones
antes de utilizarlos).
Sin más por el momento,
que os vayan dando mucho
y más por donde dicen
que amargan los pepinos.