domingo, 17 de diciembre de 2017

Trinitrotolueno

(Soneto hueco)

"Soy barrenero porque a mí nada me espanta"
Ramón Perelló y Daniel Montorio.

Si el cenutrio se nutre de vampiros
y la nutria cenutria no se trata
con traca, cetro, féretro ni rata,
¿por qué trueno, tambor y tiroriros

transitan al trantrán por sus retiros
cual tren, tirititrán, que se retrata
y es trampa y truco o trato que arrebata
al torpe y turbio tiempo los suspiros?

Un trono es un retrete hasta retreta;
un templo, un tiburón, un trampantojo;
la trama de un altar, la metralleta

-ratá ratatatá- que echa el cerrojo,
tragando, triturando toda meta
de tirios y troyanos a su antojo.

(Soneto sin receta
este, hasta en su estrambote trae, con creces,
estruendo, más que ruido, y pocas nueces.)

Las alfombras de la Generalitat

Según se comenta por esos mentideros políticos de todos los demonios, prácticamente todos los constitucionalistas muy españoles y mucho españoles que hoy se complacen hasta el orgasmo con los modos de ejercerse el poder en Catalunya en virtud de la aplicación de un más que impreciso artículo 155 de la Constitución del 78, de alcanzar a ostentarlo a partir del próximo 21 de diciembre gracias a los votos del pueblo catalán, están más que dispuestos a levantar de inmediato las alfombras de la Generalitat. Conociendo la historia reciente de España y la adicción patológica al saqueo de muchos de estos patriotas de pro, nada me extrañaría que lo hiciesen para llevárselas a sus casas. Sobre todo a aquellas de estas que se encuentren residenciandas en cualquiera de los muchos paraísos fiscales que el buen Dios nos ha regalado a todo lo largo y ancho de este podrido mundo. ¡Viva el vino!

Procuro moderarme


Procuro moderarme, pero, a veces,
me salen de las llemas de los dedos,
faltas de ortografía,
y del estómago otras faltas
de todo punto intolerables a la vista
de los ciegos que velan desde el fondo
de la pocilga porque se mantenga
a cualquier precio el orden en los predios
del tuerto "Mal de Ojo" y sus validos.
Y me amputo las manos y las ganas
de pan, cerveza, sexo y letra ardiendo
desde la niña al tuétano del seso,
para así continuar a duras penas
tragando como un pez fuera del agua
pingajos de aire roto a ras de ciénaga.
Y clamo, mudo y manso, en el desierto
para aplacar al mono que, en las noches
de insomnio, aúlla, engulle y luego escupe
mis tímpanos y lengua contra el viento,
y sepulto en la nieve los rugidos
del hueco dolorido y los muñones
hasta que se confunden con la muerte
y el hueso mineral de aves nacidas
en épocas sin dios previas al cántico.
Y siempre, siempre, siempre, pese a siempre
tratar de moderarme y ser correcto,
me brotan nuevas llemas
de los dedos, más ganas, vastas faltas
de ortografía y otras faltas
                                              —náuseas—
contra la corrección y la cordura
de la horda de sociópatas prehistóricos
que ejercen de mordaza y de loquero.

sábado, 16 de diciembre de 2017

Cien años de precariedad



El próximo 25 de diciembre, fun, fun, fun, pero mira cómo beben, nuestra ministra más risueña, dicharachera y devota, la inconmovible y opusdeica Fatiga Báñez, presentará en un gran establecimiento comercial de Huelva York, de cuyo nombre no puedo acordarme, su "opera prima" literaria, que ya ha sido recomendada encarecidamente por la acrítica crítica nacionalcatolicista, para espaguiñoles muy primos y mucho primos y ¡viva la Virgen de El Rocío!

"Muchos años después, al final de la interminable cola de la oficina de empleo, el parado de larga duración Yónatan Notemetaspalojondo Malosdías, había de recordar aquella jornada electoral remota en que su padre, a fin de que tomase buen ejemplo, lo llevó a que lo viese votar a la izquierda. Esperpentaña era entonces un país de fascistas reconvertidos en demócratas de toda la vida que se precipitaban como buitres sobre las en apariencia renovadas poltronas oficiales. La democracia era tan reciente, que muchos aún pensaban que llevaría a los ciudadanos del país a todo un futuro de prosperidad y pleno empleo, así como que nunca más un cargo público sería designado a dedo."

CIEN AÑOS DE PRECARIEDAD

Los cien primeros en llegar a la cola, serán obsequiados con un contrato de mierda por horas, cortesía del Monasterio de Empleo, Seguridad Social y otros Milagros.

Pero mira como beben

Pa' estas fiestas navideñas en The walking dead han decidido montar un Belén viviente.

Moratón man


Era un desastre, nunca,
por mucho y mucho y más que se entrenase,
lograba terminar una carrera
—los años, su afición
al mosto y la cerveza,
unos kilos de más y, sobre todo,
su insistencia en pisarse los cordones,
que siempre lo llevaba a dar de bruces
con sus gastados huesos en la tierra.

viernes, 15 de diciembre de 2017

De "machirulos" a jueces


En el último número de la revista que, trimestralmente, publica la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, aparece, amparado en el más cobarde de los anonimatos su autor, que firma bajo el seudónimo de "El Guardabosques de Valsain", un "poema" nauseabundo y machista hasta las heces, titulado "De monjas a diputadas", en el que, con peor gusto que el aceite de ricino, se injuria a Irene Montero, portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, y, de camino a Tania Sánchez.

He aquí la basura; espero que nadie vomite durante su lectura: "Cuentan que en España un rey / De apetitos inconstantes / Cuyo capricho era ley / Enviaba a sus amantes / A ser de un convento grey. // Hoy los tiempos han cambiado / Y el amado timonel / En cuanto las ha dejado / No van a un convento cruel / Sino a un escaño elevado. // La diputada Montero / Expareja del 'coleta' / Ya no está en el candelero / Por una inquieta bragueta / Va con Tania al gallinero."

Aquí va la réplica pergeñada por mi falósofo de cabecera.

De "machirulos" a jueces

Cuentan que en España un juez
machista donde los haya
ha escrito un poema soez,
que es, tanto o más que canalla,
ejemplo de estupidez.

Quién dice, pues, que han cambiado
mucho, en este país tan macho,
las cosas, siendo un Estado
donde cualquier mamaracho
termina de magistrado.

Y como no niego al chulo
el derecho de escribir
libelos "de machirulo",
él me habrá de permitir
lo mande a tomar por culo.

Tommy Nawo, falósofo antimachista, y, en ocasiones, poetastro quevediano.

"Obsodemencia" programada


"Igual que en televisión
interrumpen la emisión
para anunciar un brebaje
o un masaje,
interrumpo mi canción
y coloco aquí un mensaje."

Jorge y Javier Krahe

Hoy en día el común de los mortales se ve anegado por un éxtasis inenarrable ante el boato chabacano y de serie de un gran establecimiento comercial, y apenas se conmueve al contemplar la inapelable majestad de, por ejemplo, una catedral gótica. Algo parecido sucede con la poesía; nos suele resultar preferible un buen catálogo de IKEA, con sus fotografías a todo color y el anzuelo envenenado de su engañoso prosaísmo mercadotécnico. Pocas cosas tan lisérgicas y adictivas como el consumo. Aunque tengamos nuestros míseros ochavos muy contados.

Adivinanza con licencia ortográfica


¿De qué color era el cabayo de Santiago?

jueves, 14 de diciembre de 2017

Cien años de soledad


"Sucede
Que me canso
De ser Dios
Sucede
Que me canso
De llover
Sobre mojado"

Efraín Huerta

Llovió sin tregua, estuvo
lloviendo, diluviando,
durante cuatro años, once meses
y dos días. Un fango
pesado como el miedo y lo improbable,
descendió torrencial, en avalancha
por las faldas henchidas de abrojos de sus sueños,
atascando el venero cuando apenas
había comenzado a despuntar el agua
—era un venero limpio, del color
del cielo cuando arranca
a manar la alborada, un cielo libre
de nublos y alimañas.
Al principio pensaron que la fuerza del agua
acabaría despejando el caño
obstruido; y se cruzaron
de brazos a esperar que se obrase el milagro.
Pero, inmisericorde, les dio Tláloc la espalda,
dictando un tiempo eterno de sequía.
Y se les hizo tarde para siempre.
Y ahora, de aquel vergel
en ciernes, sólo quedan, entre la sed del páramo,
gangrena, cloaca máxima,
agua estancada, miasmas,
cementerio maldito por los siglos
de los siglos. Amén.

Crónicas del Régimen (63)


¿Por qué los llaman partidos constitucionalistas cuando lo que quieren decir es sicarios de las mafias del totalitarismo financiero?

. . . . . . . . . . .

Fraude, partidos constitucionalistas y cintas de vídeo.

De rece(n)sos y tramparencia


Según se comenta en los mentideros políticos, es muy probable que, durante la campaña electoral de las autonómicas catalanas, se pueda producir un recenso.

También se ha discutido hasta la saciedad en torno al asunto de lo escandaloso que resultaría que Nicolás Maduro se negase a la presencia de observadores internacionales para controlar la limpieza de cualesquiera comicios a celebrar en la República Bolivariana de Venezuela. Observadores que, por supuesto, no son para nada necesarios en Esperpentaña. Que aquí ya hace tiempo gozamos de inusitada tramparencia.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

El otro principio de Arquímedes


"Un pudiente total o parcialmente sumergido en una de esas estafas denominadas eufemísticamente crisis, experimenta un empuje vertical y hacia arriba de su patrimonio igual a la merma de salarios, libertades y derechos de la masa de empobrecidos a los que despoja."

Tommy Nawo, falósofo anticapitalista y, de higos a brevas, físico cuántico.

Artículo 155 de la Boa Constrictorción Espaguiñola


"1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las MEDIDAS NECESARIAS para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general."

¿Cuáles son esas posibles medidas desde el punto de vista de una siempre imprescindible seguridad jurídica? Perdón por la expresión, pero ni puta idea. Porque en ya casi cuatro décadas, nuestros legisladores patrios, tan ocupados siempre, no han tenido tiempo de pergeñar un texto legislativo en desarrollo del precepto constitucional. Así, el 155, amén de tener una magnífica rima, lo mismo puede valer pa' un roto que pa' un "descosío". Todo cabe, desde la colleja hasta el ataque militar con bomba de hidrógeno. Pero, por acotar algo la cosa, y a la espera del desarrollo legislativo del precepto, se me ocurre (rememorando a Krahe):

"Empalamiento, lapidamiento,
inmersión, crucifixión,
desuello, descuartizamiento,
todas son dignas de admiración.

(...)

Sé que han probado su eficacia
los cartuchos del pelotón;
la guinda del tiro de gracia
es exclusiva del paredón.
La guillotina, por supuesto,
posee el chic de lo francés,
la cabeza que cae en el cesto,
ojos y lengua de través.

(...)

No tengo elogios suficientes
para la cámara de gas,
que para grandes contingentes
ha demostrado ser el as.
Ni negaré que el balanceo
de la horca un hallazgo es,
ni lo que se estira el reo
cuando lo lastran por los pies.

(...)

Sacudir con corriente alterna
reconozco que no está mal:
la silla eléctrica es moderna,
americana, funcional.
Y sé que iba de maravilla
nuestro castizo garrote vil
par ajustarle la golilla
al pescuezo más incivil.

Pero dejadme, ay, que yo prefiera
la hoguera, la hoguera, la hoguera.
La hoguera tiene qué sé yo
que sólo lo tiene la hoguera."

Caída libre


Dejamos de hilar estelas
al volar ―nos amputaron
alas, huellas, horizontes,
astrolabios y leyendas,
en tanto engullían los buitres
las migajas de pan ácimo
que fuimos dejando uncidas
a los astros para un día
poder desandar lo andado
por esta senda pedestre
que nos trajo hasta el pretil
ruinoso dispuesto al borde
sin vuelta atrás del abismo.
Ahora todos los caminos
conducen a la carcoma.

El oxímoron


Ególatra de izquierdas, el oxímoron definitivo.

martes, 12 de diciembre de 2017

Las dos Españas, hoy


Las dos Españas que nos desveló Machado, aún siguen existiendo. Pero sin haber dejado de transformarse en momento alguno. Así, hoy, amén del superpoblado limbo de los indiferentes y del insufrible purgatorio de los desechados, que, aunque por diferentes motivos y formando parte de ella, no cuentan en la configuración de esta esperpéntica dicotomía, tenemos de un lado la España de los denominados por los medios de manipulación masiva, radicales de izquierda, ese averno plagado de sanguinarios demonios; y del otro, la de los autoproclamados progresistas de derechas, esos que, sentados a la diestra del Pater, alardean de haber corrido en su día de los grises, pero justifican que, en estos involutivos tiempos en los que nos ha tocado vivir, las fuerzas de seguridad del Estado repriman con dureza a todos aquellos que no comulgen suficientemente con su recta progresía. Hemos terminado por corromper hasta la semántica.

Una brizna de aire fresco


La AEMET propone llamar Victoria Eugenia Margarita Federica Isabel María de las Mercedes y de la Inmaculada Concepción a una breve y refrescante corriente de aire que acontece muy de cuando en cuando durante las asfixiantes noches del verano astigitano en el ala sur de la mansión de un señor de rancio abolengo residente en la Sartén de Andalucía.

Fotografía: Sergio Vega Gómez

Análisis ―de orina― sobre los comicios, cúrcumas y clavos surredadalanes en ciernes


Teniendo en cuenta qué sujetos y predicados constituyen lo más Granados de aquellos a los que Sirvent, que el Perfido Albiol y la Arrimadas Invencible pudieran ir de Alamany tras el 21-D, es lo Domènech. Lo Roviramente imporsànchez -y es que desde que Levy venir, dije por la burra viene- será lo que Oriol Junquiera o deje de querer de la Ada a la Iceta. Puiglodemont -y que nadie piense que, con esta humilde opinión, este politolicómano Carrizosa de algún modo el rizo-, el que Riera el último reirá mejor. Y ello pese a que, contra el buen criterio de Ferran Adrià, el azafrán haya sido terminatormente prohibido en la cochina del CIS. ¡Viva Honduras! ¡Chicote, carajote! ¡Arriba Catapaña!

Epigrama


(Me meo to' y no es de la risa)

España es un país donde las castas
vienen determinadas por el funcionamiento
de riñón y vejiga. De este modo,
en tanto la señora marquesa hace pipí
-siempre con cuentagotas, por supuesto,
que algo tan bajo y sucio no es propio de aristócratas-,
las familias pudientes que hicieron su fortuna
construyendo pantanos con mano de obra esclava
-los vencidos-, orinan,
y mea el proletariado lo mismo que los perros.
España, por lo tanto,
es una gran nación, un país como Dios manda,
donde, por lo demás, todo se encuentra
-gracias al genocida y sus pantanos-
atado y más que atado, de manera
que aquellos que han nacido meando, vivan meando
y la palmen, por mucho
que fallen sus riñones,
meando. ¡ARRIBA ESPAÑA!

Carta Manga


Soplagaitas orgulloso
de ser mucho espaguiñol,
cómo te ha comido el tarro
"nuestra" boa constrictorción.

                                            (Verdad y dislexia)

lunes, 11 de diciembre de 2017

Cinco breves consejos anti torquemadería


Cinco breves consejos para poder cagarte en to' lo que se menea en la Una, Grande y Libre, sin que la torquemadería patria te rompa el esfínter en aplicación de la ley mordaza, el Fuero de los Españoles y el Código de Hammurabi.

1. Cágate en to' lo que se menea en inglés. Si los inquisidores de Esperpentaña ya tienen dificultades para interpretar correctamente la lengua de Cervantes, podrás imaginar a sus tan escasas como escuálidas neuronas suicidándose cuando cualquiera pronuncia el más simple de los monosílabos en la de Shakespeare.

2. Frecuenta círculos sociopáticos afines al Partido Popular. Una vez que seas considerado uno de los suyos, sí por mano de algún juez honesto e independiente -aún quedan algunos-, terminas pisando el trullo, al poco serás indultado por los más destacados de sus capos con mando en plaza.

3. Entre col y col, lechuga. Podrás despotricar cuanto te venga en gana contra Dios, Patria, Rey, amo y machirulo maltratador, siempre que, acto seguido, te cagues en todos los ancestros, en especial en aquellos que ya pasaron a mejor vida, de Nicolás Maduro y Kim Jong-un. Putin también vale. Donald Trump vela por nosotros; comenta con frecuencia que merecería ser beatificado.

4. Lleva siempre en el pecho un pin bien grande con la bandera del pollo y comenta a diario y en voz alta y clara que el mamón de Franco no fue tan malo, que hizo pantanos y tal.

5. Si, por ejemplo, te cagas en el actual Presidente del Gobierno y mamporrero a la par del IBEX 35, nunca uses su verdadero nombre. Mejor di M. Rajoy; nadie logrará averiguar jamás a qué mamarracho te refieres realmente.

En cualquier caso, si profesas la infumable ideología marxista o, peor aún, eres un ácrata de mierda, es posible que, aun siguiendo al pie de la letra todos y cada uno de estos consejos, la termines cagando. El que advierte no es susceptible de ser tachado de felón, así que no admitiremos queja o reclamación alguna al respecto. Eso es todo, amiguitos.

Poeteorología


En estos días tan desapacibles tanto en lo meteorológico como en lo social, nos ha dado, rizando el rizo de la retórica, por oficiar por vez primera el bautismo de una borrasca. Ana, se ha denominado a la primera de ellas con nombre propio. ¿Un modo como cualquier otro de atribuir a la naturaleza la responsabilidad de unas catástrofes que no serían tales o tan devastadoras de no mediar nuestra nefasta o nula planificación a fin de prevenirlas? Quién sabe. ¿El colmo de la prosopopeya? Pudiera ser. Aunque, teniendo en cuenta la estulticia congénita de la que adolece el ser humano, no sería de extrañar que en breve acabásemos dando nombre a una efímera y refrescante tormenta de verano.

Historias de la calle Alfarería — Crudo invierno II (24). (Carlos Parejo)


Amanece un nuevo día. El ambiente está como inmóvil de tan friolento y húmedo. Los pájaros se resguardan en sus nidos, ni pían ni vuelan. El silencio es sepulcral. Don Antonio “El Pelao” aprovecha el primer rayo de un debilucho sol para aposentarse en el banco delantero de la guardería El Trianito. Desde este observatorio se distrae viendo la gente pasar.

Transcurridas varias horas realiza un primer escrutinio. Predominan las prendas de plásticos acolchados. Y medita al respecto: ¡Los países de la OPEP que importan el petróleo con que las fabrican, y nuestras refinerías, estarán de enhorabuena; los ecologistas contrarios al cambio climático del Planeta, se sentirán más preocupados! Pero de pronto brilla en sus ojos una esperanza. De las sencillas casas patio salen vecinos vestidos a la antigua, con sus prendas de lana de toda la vida. ¡Aún les queda algo de futuro a los esquiladores, fábricas de hilaturas y confeccionistas, que viven de la lana de la oveja merina ibérica! Los nuevos pisos de lujo de en medio de la calle Alfarería ven salir a dos señoras con sus abrigos de pieles, y le invitan a una tercera reflexión trascendente: ¡Cuántos zorros y martas cibelinas se crían y son sacrificados anualmente para que estas mujeres vistan elegantemente! Hasta el mediodía el frío es tan húmedo y cortante como un cuchillo. Ahora casi todos los transeúntes van tocados de cabeza y cuello. Aquí es donde mejor se ve cómo se ha globalizado el pequeño mundo de la calle Alfarería. Las cristianas evangélicas van a misa ataviadas con sus gorros rusos, cuadrados y con orejeras. Las gitanas rumanas, en cambio, llevan sus pañuelos floreados mientras recogen lo útil y valioso de las basuras. Muchos jóvenes se coronan con gorros de esquiar y pasamontañas como si estuvieran haciendo deporte en la estación invernal de Sierra Nevada. Hay también, entre las jovencitas, muchas coloridas boinas de lana. Los viejecitos optan por las boinas de tela –lisas o a cuadritos- y los sombreros mascota, siguiendo las costumbres ancestrales del campesino pueblo andaluz.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 10 de diciembre de 2017

Spam-ka termodinámico



La obsolescencia
programada estalló
con el Big Bang.
Alfa y Omega unidos
desde el átomo al cosmos.

(Credo)

Palíndromo castrense

Al poco haya lana, cabo, aire, feria o bacanal allá, o copla.

(Palíndromo con indicaciones al furriel, para la celebración inminente de un evento festivo militar al aire libre en pleno invierno)

Babhucha (NDJR)

babhucha

1.m. Instrumento o sistema ideado para la reserva de fondos financieros que, por haber sido desvalijado con premeditación y alevosía hasta el tuétano, anda arrastrado por los suelos. [La babhucha de las pensiones española es todo un indeseable paradigma en el ámbito de la Unión Europea.]

sábado, 9 de diciembre de 2017

Palíndromo autoritario y nepotista


Ataca Seve, inserta a tres. Nieves acata.

Palíndromo ardo beltzarekin


Avala a Dioniso. O, si no, id a Álava.

Palíndromo agrogüervano


Illa, así ara Isa allí.

Palíndromo del Far West

¿Sabes?, echa paseo o es apache Sebas.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Enroque (+ o -)

PSOE → PO$€

Palíndromo paternofilial litigante


Agelao, Hércules se lucre o alega.

Palíndromo anatómico


La medra el omóplato o tal pomo le arde mal.

Tuppersex


Mañana, nabo o banana, ¡ñam!

 (Palíndromo erótico)

jueves, 7 de diciembre de 2017

Gastronomía (NDJR)


gastronomía

1.m. Disciplina pseudocientífica cuyo ámbito de estudio se circunscribe a la mera especulación en torno a los posibles hábitos culinarios de las especies faunísticas de otros planetas.

Bicharachero, ra (NDJR)


bicharachero, ra.

1. adj. Insecto animado y ocurrente.

Si nos movemos los de abajo


Aquellos que, de modo un tanto visceral y sin mucha reflexión al respecto, afirman que bastaría con que la gente se percatase de su inmenso poder y lo ejerciese, para desalojar de ratas las cloacas del Estado, o sobrevaloran el poder de la gente, o infravaloran el violento potencial represivo que, de fallarle otras estrategias más sutiles, puede llegar a desarrollar el Estado, o ambas cosas a la par. Si nos movemos los de abajo es cierto que los de arriba pueden terminar cayendo. Pero también lo es que lo más probable -basta con dar un breve repaso a la historia universal para comprenderlo- es que caigan en blando y que terminen aplastándonos. Habría, no obstante, que empezar a moverse, sí, pero no a tontas y a locas. Y, hoy por hoy, en necesario reconocerlo, los de abajo, la gente, estamos "atontaos".

Palíndromo del Inframundo

Sed a Sade le das, Hades.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

The Boss


Bruce Sprinter, el más veloz de los rockeros de todo lugar y tiempo.

Palíndromo cuasi omnívoro y mitológico


Ni dos osos soban nabos sosos, Odín.

Antipoema


(La ley de la oferta y la demanda explicada con suma sencillez para patriotas)

Nos cuentan los expertos
en cuestión de mercados
que el jamón pata negra
ha subido de precio
por el gran incremento
de la demanda china.
Algo muy parecido
ya aconteció en su día
con la mojama y otros
productos del atún
rojo por la demanda
del todo excepcional
del país del sol naciente.
¿Y, entonces, los chorizos?
¿Por qué puñetas suben,
en la Una, Grande y Libre,
de precio los chorizos?
¿Qué maldito país
anarcocomunista
-Rusia, Irán, Venezuela-
nos jode procurando
su consumo a destajo?
Aunque también pudiera
deberse a su mayor
consumo en el mercado
de ámbito interno... "Somos
lo que comemos" -reza
un aserto dietético.
Y mirando las filas
del PP, uno medita
y termina pensando:
¡A ver si va a ser eso!

Tommy Nawo, falósofo charcutero y, en cuestiones de pasta, fiel seguidor de las enseñanzas de Adam Smith, David Ricardo y Massimo Bottura.

martes, 5 de diciembre de 2017

Patria


Detrás del decorado
-himno y banderas-
en la tramoya imperan
ruina y miseria.

Palíndromo artillero


Subo las hadas asadas al obús.

El rayo que no cesa


Ana rebosa soberana.

(Palíndromo a mi madre, que siempre se nos dio, generosa.)

lunes, 4 de diciembre de 2017

Ara

Aunque hay que navegar libre de prisas
para sorber las ubres de la hierba
preñada de rocío y nubes gato
el hombre es mal cachorro es un bastardo
omnívoro insaciable sin conciencia.
Hemos adelantado miles de años
luz el advenimiento del osario
del último Ave Fénix desmembrado
sobre la piedra negra que reposa
sin nombre en la quietud de un mar metílico.

Palíndromo divino


¡Será raro! Ni sabor roba sin orar Ares.

Historias de la calle Alfarería — Crudo invierno (23). (Carlos Parejo)


Son las tres de la tarde. La vecina setentona saca a pasear al perro y, de camino, tira la basura. Luego se recluirá en la mesa camilla y verá la televisión hasta que caiga agotada por durmición. Una pandilla de jóvenes se cruza con ella a la altura de la calle Procurador. Visten chándales y zapatillas deportivas. Y al sentir un rayo de Sol, que hace más placentera la estancia en la hamburguesería esquinera, se quedan en camiseta. La vecina susodicha exclama ¡Por Dios, Por Dios, Por Dios… se habrán puesto la vacuna de la gripe o tienen la piel como un cobertor¡. El joven serrano que tiene allí asentado su puesto de batatas y castañas asadas, recién traídas de Galaroza, de la mismita Sierra de Huelva, la tienta: ¡Llévese un cartuchito y ya verá que buen sabor en la boca y que calorcito le darán por dentro¡. Los veladores de la taberna del Carbonero han estrenado tenderete de plástico con ventanitas laterales (para sentarse pero ver la gente que pasa por la calle) y unas estufitas callejeras de gas butano, que parecen mecheros olvidados por gigantes salidos de un sueño. Allí, cuatro valientes se arrancan por bulerías en una de las mesas, tras varias copas de aguardiente. El resto de la clientela los escucha desde dentro. Y es que ha llegado a la calle Alfarería, procedente de Groenlandia y sin hacer escalas intermedias, el Doctor Honoris Causa de los vientos, su majestad el frente polar. Los profesores titulares –templados vientos mediterráneos de Poniente y Levante- están de vacaciones. Y el tórrido y polvoriento viento del Sáhara, que hace llover barro en lugar de agua, falta a clase desde los últimos días del verano.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 3 de diciembre de 2017

Palíndromo estruendoso


A Cartaya traca.

Tomas fálicas


"Para hacernos una idea aproximada acerca de lo pésima que pudo llegar a ser aquella película de cuyo nombre no puedo acordarme, diremos que, junto con el nodo como precuela, lo mejor de la misma fueron, con diferencia, sus defectos especiales."

Tommy Nawo, falósofo antifascista y, cuando se le requiere con pertinaz insistencia, cítrico crítico de cine y otras artes de pesca.