jueves, 27 de abril de 2017

Bodrio-poema de cloaca

Me temo que carece
de la mínima opción
de salir adelante,
la moción de censura
contra la corrupción
del PP y sus satélites
judiciales y etcétera,
que hoy ha sido anunciada
por Unidos Podemos.
Y no es que no sea urgente
cortar tanta gangrena
por lo sano. Es que el falso
socialismo también,
igual que Ciudadanos,
se mueve como rana
en las aguas podridas
de la cloaca España.

¿Doble moral?


Esperpentaña vuelve a ser un paraíso para los acomodados fariseos de doble moral que disfrutan jodiendo gratuitamente la vida al prójimo. Así, muchos de estos nacionalcatolicistas espaguiñoles de nuevo cuño que tan ofendidos se muestran en sus sentimientos religiosos por menos de un quítame allá esas pajas, suelen ser a la par los que con más delectación y frecuencia pisotean, con tanto cinismo como interés y desparpajo y transidos de aborrecible codicia, buena parte de los 10 mandamientos de la ley de su dios. ¿Doble moral? ¿O falta de ética por partida doble? En cualquier caso, un infierno para el pueblo y la recta disidencia.

miércoles, 26 de abril de 2017

Crónicas del Régimen (39)


Si Darwin hubiese nacido en la Esperpentaña de nuestros días, es muy probable que hubiese sido procesado acusado de herejía y, amén de a rezar 200 padrenuestros y 3227 avemarías, condenado a pasar el resto de sus días ejerciendo como forzado galeote (valga la redundancia).

BONUS TRACKS

Ofú, no queda nada ya que no huela a podrido en Espatraña.

(Güilian Sespi)

. . . . . . . . . . . . . .

Los ciudadanos de Esperpentaña no son muy duchos que digamos en biología. Sin ir más lejos, en estos días estamos asistiendo a una tremenda confusión entre esos tiernos animalitos denominados batracios y la ruda caterva de ma-rranas y ma-rranos que no cesan de salir desde debajo de las alfombras de los despachos oficiales.

. . . . . . . . . . . . . .

Tramabús, tramabús… menuda gilipollez. Vamos, como si en el mismo cupiese siquiera una mínima parte de la horda de corruptos que se han merendado Esperpentaña a dos carillos en na. Venga, hombre, dejaos de una jodida vez de estúpidas minucias y usad para el asunto el jodido tren de Nouadhibou.

Zoidocotroco (NDJR)


zoidocotroco

m. Estooo... ehhhhh... creo que el término se define por sí solo.

"¿O usted se cree que somos tan tontos de pretender, si queremos destruir, si queremos hacer alguna de las barbaridades que usted ha afirmado aquí en el día de hoy, lo vamos a hacer a las nueve y media, a la hora que eeeeeh... con un registro en su despacho o procuraríamos en todo caso ocultarnos como lo hacíamos antes?"

Juan Ignació Zoido, Ministro del Anterior.

Los hotros

Sal, Chichones —le reclamaban sus amiguitos. Pero al delicado niñito de la charcutera no le apetecía continuar formando parte de aquel juego en el que se le había asignado el rol de últimos pingajos asediados de un imperio en decadencia.

martes, 25 de abril de 2017

Se equivocó la paloma

La Audiencia Provincial de Sevilla considera que la procesión del Coño Insumiso fue "un escarnio a la virginidad de María."

¿Para cuándo los jueces
y demás magistrados
de la Una, Grande y Libre,
se dejarán de tantas
pamplinas, tanto guiño
al Opus confundiendo
delito con pecado,
historia con leyenda
y ciencia con asuntos
religiosos a la hora
de ejercer sus funciones?
Lo digo con respeto
hacia el catolicismo,
pero al tiempo exigiendo
respeto hacia la ciencia,
la historia, la justicia
y hacia aquellos que piensan
que dios nunca ha existido:
lo narrado en la Biblia
no es más que una leyenda
sin base historiográfica,
y resulta contrario
a la ciencia afirmar
que una sola mujer
pudiera haber quedado
alguna vez preñada
manteniéndose virgen.

Exégesis del cántico


Predico en el desierto,
lo hago para los muertos
y algún lagarto tuerto
y no soy un mesías.
No creo en los milagros
de vino aguado y peces
congelados con creces
dentro del laberinto
de Borges o Teseo:
se ve el mañana feo
con tanto y tanto púlpito
al servicio de avaros
telepredicadores
con sólo un dios -el dólar-
y tantos seguidores
o más que el Madrielona
que es más que un club, es una
de tantas lavadoras
con conexión directa
a un sinfín de paraísos
fiscales al servicio
de una horda de frescales.
Por eso es que predico
día y noche en el desierto
seguro de que dios
no ha nacido y el hombre
hace mucho que ha muerto.

lunes, 24 de abril de 2017

SPF 50


Con gafas de no ver
la miseria en que se hallan
sumidos hoy los pueblos
de Esperpentaña luego
de haber sufrido varias
décadas —casi un siglo—
sobre el cuello la bota
del franquismo y más tarde
la de una Transición
amañada al objeto
de que sus herederos
de sangre e ideológicos
pasasen a calzarla,
cantan el "Cara al Sol"
para honrar, tras su muerte,
a sujetos sin honra
que fueron más que un freno
para las libertades,
la justicia y la luz
que alumbra los caminos
hacia la democracia.
Y dado que, ante tales
homenajes fascistas,
el poder judicial
hace la vista gorda,
tal vez sólo nos queda
implorar a los dioses
solares que en la próxima
ocasión en que entonen
sus himnos aberrantes,
les falle el protector
factor 50 en tanto
estalla una tormenta
solar como antes nunca
y abrasa el impasible
ademán de sus caras.

Hogar, dulce hogar, los paisajes domésticos (9): La Mansión de la Señora de Sauve en la ciudad de Paris (Noche de San Bartolomé agosto de 1572)


Su ubicación cercana al Palacio del Louvre y su elegante aspecto revelaban que allí vivía una familia aristócrata. La mansión tenía una notable cancela y una enorme puerta de roble con clavos de oro, que los criados atrancaban por las noches con una barra de hierro. Su planta baja era bastante corriente y sencilla: Un patio donde aguardaban literas de mano y carruajes, anejo al establo, los fogones de la cocina y los dormitorios del servicio.

En la planta alta se encontraba un gran salón de estar donde recibían las visitas, iluminado con velones de cera rosa. Servía a la vez de sala de baile y clases de esgrima, así como de cuarto de costura de bordados, encajes y sombreros de plumas. Tras él se abría el gabinete de la madre, decorado con tonos oscuros y sombríos, como mandaba su estado de viudez, por lo que vestía eternamente de luto con apenas cincuenta años. La hija, actual Señora de Sauve y Dama de honor de la Reina de Francia, tenía aquí su domicilio fuera de palacio. En su alcoba los únicos hombres que entraban eran sus amantes. Y lo hacían por una escalera de caracol que daba a una puerta disimulada que tenía acceso por un callejón trasero tan estrecho como poco transitado, y se abría al escuchar ella su contraseña personal: Eros-Cupido-l´amour.

Su alcoba estaba presidida por un gran espejo veneciano desde el que se contemplaba toda la sala y con el que conversaba, buscando su aprobación, cada vez que estrenaba elegantes vestidos diseñados por el sastre de moda de la Corte, o bien cuando se peinaba o probaba un nuevo maquillaje. Estaba escoltado por cuadros con escenas mitológicas de contenido libidinoso como Faunos persiguiendo a ninfas desnudas que corrían por el bosque; o el loco Dios Cupido disparando sus flechas del amor, con los ojos vendados, a muchachas desnudas que se bañaban descuidadamente en el río. Su catre estaba cerrado por gruesos cortinajes de seda–soportados por columnas de mármol blanco- que lucían bordados con flordelises de oro sobre paño azul, como los de la Realeza, que estaban a juego con el tapizado de las paredes. El colchón era de muelles plumas de ganso. Lo cubrían finas sábanas de batista de Holanda, perfumadas con agua de rosas, e infinidad de gruesos y blandos almohadones de terciopelo color cereza. Al lado derecho estaba su tocador, donde se esparcían toda clase de accesorios: Frascos de sales y perfumes; peines de marfil, pastas de carmín para los labios, tizas y coloretes, contornos de ojos… A la izquierda se encontraba la mesilla de noche donde guardaba bajo dos llaves diferentes en sucesivos cajones su correspondencia íntima y su colección de alhajas, joyas y pedrerías. En cuatro cofres de cada esquina de la habitación estaban plegados ordenadamente sus ejércitos de vestidos según fueran para dormir y estar en casa, salir de calle, ir de campo y, por supuesto, los trajes de ceremonia. Una pequeña habitación aneja era su oratorio privado. Un reclinatorio de madera de palisandro finamente labrado miraba hacia la imagen de un Cristo crucificado. La escoltaban sendas pinturas de un hondo misticismo, representando a los austeros ermitaños del desierto meditando en sus cuevas con calaveras cogidas de las manos, y la escena del éxtasis de Santa Juana de Arco, patrona de Francia. En una vitrina acristalada, detrás de la puerta, la Señora de Sauve guardaba las armas en miniatura que usaban las mujeres para pasear más seguras por las peligrosas calles de entonces: puñalitos, pistolines y pequeñas dagas de afilado corte.

Para saber más: DUMAS, ALEJANDRO. La Reina Margot. Año 1845. Editorial Océano. Barcelona. 1982.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 23 de abril de 2017

Carrera política


Habrá quien piense que el hecho de ser politólogo es hoy día un factor de peso para hacer carrera política. Es un error; pese a que sólo falla una vocal y otra baila en el asunto. Porque en la cloaca en la que se ha terminado convirtiendo la política actual, lo que da puntos es ser, no un buen politólogo, sino un mediocre "pelotólogo".

(Escloacaña)

Breve tratado de cetrería y necrofilia

En tanto no sepamos
distinguir al verdugo de la víctima
seremos gorrioncillos
con ínfulas suicidas de rapaces,
picoteando migajas
de rancio patriotismo a la intemperie 
del muladar de asfalto y luz de invierno
donde campean a su antojo los halcones.

sábado, 22 de abril de 2017

De tradiciones y derechos

Un país que defiende sus tradiciones por encima de los derechos de sus ciudadanos, es un país condenado a la miseria, las desigualdades, el atraso y el caciquismo.

El ayuntamiento de Coria del Río actúa contra uno de sus trabajadores al más puro estilo del caciquismo nacionalcatolicista


El ayuntamiento de Coria del Río actúa contra uno de sus trabajadores al más puro estilo del caciquismo nacionalcatolicista (más abajo se transcribe el comunicado del Ayuntamiento al respecto), por criticar la Semana Santa en uso de su libertad de expresión como ciudadano de un Estado que en su Constitución presume de aconfesional.

¿Pero esto qué es? Cuánto hemos retrocedido; mucho más de lo que pensábamos. Una Corporación Municipal actuando al más puro estilo del caciquismo nacionalcatolicista que tanto tiempo ha tenido sumido en la oscuridad a este país. ¿Y la aconfesionalidad de las instituciones públicas que consagra nuestra Constitución? ¿Y la libertad de expresión? Bueno, cierta libertad de expresión. Porque, visto lo visto, sobre la otra, la de los rancios, la de los que llevan toda la vida haciendo apología de la caza de brujas y la hoguera para los que no comulgan con ellos, seguro que estos concejales pusilánimes no dicen ni mu, no decís ni mu. ¡Ustedes toman represalias laborales y profieren amenazas de mayor contundencia si no vuelve de inmediato al redil, contra un trabajador por expresar una opinión libre como ciudadano (como ciu-da-da-no, no como esclavo de sus caprichos decimonónicos)! Al estilo de cualquier organización mafiosa. ¿No se les cae la cara de vergüenza? ¿No? Como diría Gabriel Rufián: Ah, bueno, no tenemos vergüenza. A ustedes, señores de la corporación municipal, por su sectarismo, su nula cultura democrática, sus formas mafiosas es a los que habría que trasladar. Porque no valen para servidores de lo público. Puede que un buen lugar para ustedes fuese un tribunal del Santo Oficio. Ustedes deberían ser declarados personas no gratas en Coria del Río.


En primer lugar, decir que el Ayuntamiento y su Equipo de Gobierno repudian estas manifestaciones realizadas por un coriano que tiene la suerte de trabajar en su ayuntamiento desde hace muchos años. No estamos en absoluto de acuerdo ni con el contenido, ni mucho menos con las formas empleadas. Cualquiera, sea quien sea, para opinar debe emplear el respeto a los demás como base para no perder nunca la razón.

En segundo lugar, añadir que este trabajador es un administrativo laboral del Área de Turismo, no es Técnico, ni Delegado de la citada Área, como se ha malinterpretado por algunos ciudadanos.

También señalar que, como hasta ahora, este Gobierno va a seguir defendiendo la Semana Grande de nuestro pueblo, no por su interés religioso (para eso está el pueblo representado por sus Hermandades), sino por el nombre de Coria del Río y la importancia del movimiento económico que genera en nuestra localidad.

Teniendo en cuenta todas estas cuestiones, desde el próximo lunes el trabajador en cuestión será trasladado a otra oficina municipal, dejando de prestar sus servicios en el Área de Turismo. Al mismo tiempo, esperamos que estas manifestaciones no se repitan, por el bien de Coria del Río y para evitar tener que adoptar otro tipo de medidas más drásticas.


Retortijones


Esperpentaña ha terminado arrastrada a tal estado de descomposición de vientre por las sanguijuelas de porte porcino de la mamporrería, la mamada y la mamandurria que abarrotan sus apestosas y nocivas cloacas, que muy pocos de nuestros jóvenes emigran ya al extranjero en busca de mejores oportunidades de futuro o empujados, tal y como afirman ciertos bocazas con tanto cinismo y tanto patriotismo impostado como nauseabunda halitosis, por un indomable e irreflexivo afán por tratar de gozar de extraordinarias, muy emocionantes y novelescas aventuras a lo Mistress Branican, o por vivir nuevas y enriquecedoras experiencias y conocer mundo en plan Gerald Brenan. No; nuestros jóvenes huyen. Ah, quién tuviera ahora veinte años.

(ppocilga)

viernes, 21 de abril de 2017

Coitus incorruptus


A ver, debierais ser algo más comprensivos y justos con nuestros siempre ecuánimes magistrados patrios. Que mirad que si no mandan de una vez por todas al trullo a la prolífica caterva de corruptos que han dejado en los huesos a Esperpentaña, no es porque estén en connivencia o concubinato con las mafias político-económicas del Régimen. Es que si tanto chorizo fuese condenado a penas privativas de libertad, habría que suspender sine die la liga de fútbol a fin de poder habilitar los estadios como improvisadas prisiones. Y eso ¡no!, ¿verdad? Porque esto no es un asunto menor. O, lo que es lo mismo, es un asunto mayor.

                                                                                              (Ergastuppaña)

Ópera prima



"Seré breve" —nos dijo. Y todos coincidimos en que, pese a su corta edad, era ya toda una promesa. Pero era un persona de palabra.

jueves, 20 de abril de 2017

De faraones y mascotas


Hoy, en Sevilla, con inusitado boato y, como no podía ser de otro modo, con la asistencia de "nuestros" reyes decrépitos, se celebra por parte de los peces tan gordos como tóxicos de la política patria y las puertas giratorias, el XXV aniversario de la Exposición Universal del 92. No diremos que con ella comenzó todo, pero sí que aquel evento faraónico del despilfarro de lo público y la mamandurria supuso un estímulo probablemente sin parangón desde la muerte del genocida Franco hasta entonces, para la corrupción en Esperpentaña. Si hoy, 25 años después, tuviésemos que elegir un nombre para la "mascota" de tan magno acontecimiento, en lugar "Curro", habríamos de llamarla "Parao". De aquellos polvos, estos lodos. Hoy, como en aquel momento, NO a la EXPO'92.

Cosas que uno escucha (6)


Cosas que, ojiplático y paticolgante, uno escucha mientras ingiere un café cortado de descomposición de vientre y muy señor mío por esos bares al servicio de aquellos que comulgan en los altares de nuestra supercalifragilisticaespialidosa democracia.

(Cafetería del Parlamento de Andalucía, 19 de abril 2017, a las 07:49)

Me cuenta J. que en su pueblo (sito en el Aljarafe sevillano), hay un señor ya mayor, al que para entendernos llamaremos "El Panochas", que no tuvo oportunidades de estudiar, al que un día le preguntaron:

—Oye, Panochas, ¿t'has enterao de la de muertos que ha habío en el tsunami ese del Japón?

A lo que el Panochas, ni corto ni perezoso, respondió:

—La de muertos, la de muertos... po no haberse montao.

BONUS TRACK

Un señor que llega al pueblo de El Panochas en su Audi de alta gama y, absolutamente desorientado, pregunta al susodicho por el mercado de abastos.

El Panochas, en vista de que en ese momento se hallaban justo al lado del mercado, y pensando que aquel individuo le estaba vacilando, le responde: "¡A mí tú!"

miércoles, 19 de abril de 2017

Another Christmas Carol


Esperpentaña va como un tiro y la crisis ya no es más que un mal sueño de Navidades pasadas y otros tiempos pretéritos. Los brotes verdes de raíces vigorosas, tal y como en tantas ocasiones nos anunciaron, han terminado dando sus frutos y es tiempo de cosecha para regocijo exclusivo de peces gordos, esclavistas, usureros, estómagos agradecidos, mafiosos de guante negro o blanco y otras nauseabundas alimañas de similar pelaje. ¡De nuevo Esperpentaña va de vicio! ¡Váyanse, señores Rufián, Garzón e Iglesias! Que para la Navidad futura, por cortesía de los herederos ideológicos de un Ebenezer Scrooge aún no curado de su desmedida mezquindad por el miedo, ya dispondremos de huesos de santo, marquesitas y roscones de reyes a tutiplén. ¡Arriba España!

Crónicas del Régimen (38)


No quisiera ser tildado de Pepito Grillo, pero...

Estupefacto me hallo hasta o carallo, tras escuchar ya en varias ocasiones de nuestros comunicadores patrios la misma cantinela al respecto de la citación a Rajoy para declarar como testigo en la Audiencia Nacional (o, lo que es más probable, en modo de simulación y en diferido mediante videoconferencia plasmática) en relación con el juicio de la trama central del caso Gürtel (o cinturón o cinta o correa o etcétera; es lo bueno de la corrupción en Espatraña, que, al final, vamos todos a terminar hablando alemán por los codos). Que esta vez, sí o sí, se verá obligado a no mentir —nos dicen. Permítanme que me tome unos instantes para descojonarme vivo. ¡Que no podrá mentir! Y me pregunto qué habría de impedírselo. ¿La ética? ¿Algún tipo de reparo ante la posibilidad de que su confesor lo termine amonestando e imponiéndole como penitencia cantar tres "cara al sol" por faltar con premeditación y alevosía al octavo mandamiento? ¿Que alguno de nuestros tribunales —los cuales, hoy en día, más que con la independencia y ecuanimidad que se les supone, parecen en muchas ocasiones actuar como meras concubinas del ejecutivo— termine por aplicarle el artículo 458 del Código Penal por la comisión de un delito de falso testimonio? ¿Que un arcángel armado con una enorme cimitarra de fuego baje de las alturas para introducírsela con violencia por el recto? ¡Que no podrá mentir! O los que difunden tamaña sandez disponen de menos neuronas que una ameba, o también forman parte del concubinato espaguiñol al servicio del Régimen, desempeñando el nauseabundo rol de manipuladores de la opinión pública. Que no podrá mentir. Y yo, que aún dispongo de alguna que otra neurona operativa, voy y comulgo con semejante rueda de molino y me lo trago. Y a palo seco ¡"Amos", hombre! Qué país, Señor, qué país.

BONUS TRACKS

La réplica de Letizia Ortiz Rocasolano en el Museo de Cera, se querella contra la reina de la monarquía bananera de Esperpentaña por suplantación de personalidad.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Consejo a Rajoy rajao de cara a su futura declaración como tésticulo en el juicio por la trama Gürtel

Mariano, sé Cifuentes.

                               (O hazte un "rubio".)

Infierno

Da lo mismo si actúas
haciendo el bien o si eres
poco menos que un diablo
en tu exigua existencia.
Sin excepción nos tiene
reservado el destino
—esa absurda entelequia—
un hueco en el infierno.
Y, cuando digo infierno,
no vengo a referirme
a un territorio férvido
situado en el subsuelo,
en el que, tras la muerte,
seguiremos en cierta
manera poseyendo
sentidos y consciencia
y estaremos sufriendo
eternamente llagas,
quemaduras, dolor
dolor, dolor sin tregua
Me refiero al olvido,
a lo hueco, al vacío;
no esperes otra cosa.
Así que tú decides
si el bien o el mal en tanto
continúes arrastrando
tus carnes y tu arritmia
por este purgatorio
que es la vida, este tránsito
sin oportunidades
de redención y gloria
celeste o cuando menos
una existencia eterna
de dolor insufrible
en el infierno. Yo
procuro hacer el bien
o no ser muy molesto:
que, al menos, cuando muera
y nunca haya existido,
los pocos que por poco
tiempo y de tarde en tarde
me recuerden no lo hagan
felices por haberse
librado de un pedazo
de hijo de la gran puta.

Ilustración: Gustavo Dore

martes, 18 de abril de 2017

Crónicas del Régimen (37)


La Justicia en Esperpentaña ya no es más que una triste ramera prostituida con violencia extrema por una horda de zorrocotrocos sin escrúpulos. Una única meretriz sola y desamparada para un montón de chulos de mierda y de repugnantes puteros. No hay puta pa' tanto proxeneta.

BONUS TRACK

¿Quién nos rescatará de los rescatadores?

(Pregunta retórica)

Habalancha (NDJR)


habalancha

f. Masa grande de habas que se desploma sobre un bote (es decir, sobre una embarcación pequeña; nada que ver con un tarro de pimientos morrones).

lunes, 17 de abril de 2017

Crónicas del Régimen (36)


Furor está causando la propuesta de cartel para el congreso en ciernes del P$OEZ.

"Bievenida, Miss Susana" -dicen que llevará por título.

(Berlanga apócrifo forever)

BONUS TRACKS

Este Trump es la bomba.

. . . . . . . . . . . . . . .

¡Catatrump!

Hogar, dulce hogar, los paisajes domésticos (8): El apartamento del sucesor del apóstol Pedro en Roma (finales del siglo veinte). (Carlos Parejo)


Dedicado a Paloma.


A la caída de la tarde el sumo pontífice sube a tomar el aire a la azotea. Sus pretiles los decoran las catorce estaciones del “Vía Crucis” con sus respectivas cerámicas entre macetas de rosales, mientras el borboteo del agua procedente de una fuentecilla central ahoga el hostil ruido del entorno. Allí pasea, medita y reza hasta el anochecer. Una planta más abajo está su apartamento, cuyo espacio central no es el comedor o sala de estar de cualquier casa, sino su capilla particular, donde da misa de siete de la mañana. Un altar de mármol blanco mira hacia su virgen favorita, y para rezarla se arrodilla en un reclinatorio de bronce, que tiene grabado el símbolo del pelícano, del que cuenta la leyenda que con su propia sangre alimenta a su prole cuando hace falta. En la parte de atrás, escondidas de miradas indiscretas y curiosos, están las estancias del dormitorio, el baño, el gabinete de trabajo y otras habitaciones tan originales como la sala-vestidor de las múltiples ceremonias religiosas, la sala de audiencias particulares o privadas donde recibe a los obispos de todo el Mundo, al menos una vez cada cinco años; un pequeño gimnasio y un punto de servicio para reparaciones dentales. La despensa está junto a la cocina. La regentan media docena de monjas de la Orden que se designa, encargadas de hacer la compra y la comida según las necesidades de cada día. El Papa almuerza en una mesa donde no caben más de una docena de invitados. Algunos lo han hecho en soledad –como Pio XII, que se deleitaba con la música de sus canarios Hansel y Gretel-, otros prefieren estar con sus familiares y allegados, y los hay también que invitan a la curia y personalidades relevantes de la política, en lo que llamaríamos “comidas de trabajo”. La segunda planta tiene dos habitaciones para su biblioteca, una sala de audiencias para el público y los despachos de su segundo secretario y su secretario particular. Si seguimos descendiendo llegaríamos a la cripta, donde están enterrados todos los “papas” de la Cristiandad desde San Pedro, en tumbas de mármol blanco sin ningún adorno.

Para saber más: GÓMEZ BORRERO, PALOMA. La vida cotidiana en el Vaticano. Madrid. Plaza y Janés. 1996.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 16 de abril de 2017

Autodiagnóstico cañí


"Tengo una quemazón en los riñones, payo; pa' mí que va a ser un católico nefrítico."

(Urgencias hospitalarias durante la semana de Pasión.)

Haciéndome un rubio


Todas las Cristina Cifuentes son tontas (las rubias, no).

Dancer in the dark


Entre todas las manipulaciones a las que nos hallamos sometidos en la era de la posverdad, una de las más sofisticadas y enajenantes es la que ha terminado distorsionando de manera grave nuestra capacidad para la percepción y evaluación del riesgo. Así, amén de acojonados, nos tienen entretenidos con el riesgo que supone el terrorismo islamista (otro indeseable y genuino producto más made in USA), mientras la mayor de las amenazas reside en cuatro psicópatas de mierda que se pueden estar preparando para iniciar la más espantosa y destructiva de todas las guerras.

sábado, 15 de abril de 2017

Viaje


La maleta cargada de silencios.
Los zapatos huyéndonos sobre aludes de ausencia.
En torno al laberinto se ha espesado la niebla
hasta mudarse en piedra movediza
dura como el insomnio y las liturgias.
No hay billete de vuelta. Esto fue todo:
se nos pasó la vida.

Fotografía: Pedro A. Martín

En el nombre del padre


El padre de todos los sociópatas ha comenzado a devorar a sus hijos, todos ellos bastardos. Pero estos aún no lo saben y siguen aclamando a Barrabás, mientras esnifan rapé y cadáveres en polvo sobre un espejo de sangre coagulada.

(Sanedrín)

viernes, 14 de abril de 2017

Caza humana


Únicamente el ser humano puede llegar a ser tan estéril y cínicamente salvaje como para parir asociaciones de ideas en las que confluyen una bomba y la maternidad. La espantosa cuadratura del círculo que reabre la caja de Pandora. Afuera, apostados en la sombra, drones sin alma venidos del infierno, aguardan el instante justo para iniciar la caza.

(MOAB)

14 de abril de 2017

Otro año más, sin falta
por primavera, flores 
amarillas, moradas
y rojas se conjuran

y adornan las cunetas
y los muros heridos
antaño por la sombra
del ciprés y la sangre

de aquellos a los que hoy
en lugar de rendirles
homenaje pretenden
condenar al olvido.

Pero las flores tienen
memoria y nunca olvidan
por primavera el canto
tricolor del vencido.

Hoy, 14 de abril
de 2017,
mientras en los cuarteles
ondearán al viento
banderas a media asta
tomando en vano el nombre
de Cristo pa’ mayor
gloria del nacional-
catolicismo patrio,

las flores y nosotros,
estirpe de vencidos,
alzaremos lo más
alto posible, al cielo,
las nuestras, las genuinas,
con sus colores limpios,
su aroma a primavera,
esperanza y justicia,
recordando.

Foto de Eva Garcia Sempere

Contar... (Sara Berenguer Laosa)

El paso por la frontera...
los campos de concentración
y montañas de tristeza:
la lucha para vivir
guardando la esperanza
de volver a nuestra tierra,
que nunca quedó olvidada.
Mas la angustia,
la cizaña de pensamientos dispersos,
debilitaron las fuerzas
de aquella juventud sana,
que se marchó voluntaria...
al maquis, la resistencia
y a reivindicar España,
cuando habían pasado
por los campos de exterminio
cuya tragedia ¡fue amarga!
Trabajar; de todo un poco,
en el bosque, la mina, el campo.
Ha sido a fuerza de años,
con una espina en el alma
que nos fuimos integrando
a esta tierra de Occitania
que en los reculados tiempos
se entrelazó con Hispania.
¿Queréis escribir la historia,
oír contar, cazar palabras?
Mortecida la memoria
que ya poquísima queda...
es como hacer el inventario
cuando una manga de viento
parte de lo que hay, se lleva.

Sara Berenguer Laosa

jueves, 13 de abril de 2017

Otra versión del refrán anterior


A civiles que huyen, bomba y metralla.

(Es lo que debieron pensar los perros fascistas al servicio del malnacido y genocida Franco cuando, el 8 de febrero de 1937, en la carretera Málaga-Almería a la altura de Motril, perpetraron la masacre de la Desbandá, en la que exterminaron a varios miles de civiles indefensos que huían de la guerra. Hoy nos gobiernan los herederos ideológicos, económicos y en bastantes casos hasta de sangre de aquellos golpistas asesinos, de aquel totalitarismo criminal que estuvo ajusticiando a los vencidos durante décadas. Pero los catetos pata negra de la monarquía bananera de Esperpentaña, esos que van presumiendo de cultos y liberales progresistas, esos que viven acomodadamente y se piensan por encima del bien y mal y en todo momento con toda la razón de parte de sus miserias intelectuales y morales, erre que erre con el peligro totalitarista que, según sus delirantes cabezotas rellenas de serrín, representa Podemos.)

Nuevo refranero espaguiñol


A enemigo que huye, puente de alpaca.

(Y es que hasta en el refranero empiezan a dejarse notar ya los recortes -ese eufemismo tras el que se oculta el robo descarado de lo público y el asalto a los empobrecidos para engordar a los pudientes- perpetrados hoy en Esperpentaña por el Partido Popular siguiendo el camino iniciado por los mal llamados socialistas de Ferraz).

Alguien tenía que decirlo (Agustín Casado)


A ver cómo lo digo que se me entienda. A ver cómo lo explico que nadie se ofenda ni me tome el número equivocao.

Estoy, dicho sea con todo el respeto, hasta allí mismo de Semana Santa. Es culpa mía, un caso de intolerancia como quien la tiene con el glúten; un asunto de hipersensibilidad patológica sin duda pero, repito que, respetuosamente, quiero decir y digo que me empieza a ser astragante el overbooking de Cristos sangrantes, Vírgenes dolientes, complicadísimos escalafones honorarios y cofrades, señores con más escapularios que corbatas, señoras a las que le cae la mantilla como a mí mismo un traje de Supermán, niños con carita de dolerles los zapatos, concursos de saetas, de bandas de tambores y cornetas, reportajes explícitos de los atracones de gambas de cualquier Hermandad –que ya se sabe que los duelos con pan son menos-, y sobre todo, de la agresiva y fanática intolerancia a cualquier crítica o incluso tibieza que uno se atreva a emitir sobre el asunto.

Puedo ahora entender y entiendo el hartazgo de la ominipresencia del fútbol para los no aficionados, la agresividad de los antitaurinos hacia casi todo lo que tenga que ver con cuernos, a los que denostan la Navidad por puro empacho.

Bendito lo que industrialmente tenga de conveniente negocio para nuestro monocultivo del turismo, el mayor respeto a las creencias de cada quién (bueno sería un ejercicio de coherencia humana a lo largo del resto del año), mi admiración por el barroco como género artístico… Pero hasta el jamón puede uno llegar a aborrecerlo.

Cosas mías, ya digo.

Texto e ilustración: Agustín Casado

miércoles, 12 de abril de 2017

ADN cañí


"En eso ha salío a su papa; lo lleva en los gérmenes."

La creación

Aquella guerra santa
duraba demasiado. 
Demasiados cadáveres,
demasiadas ciudades
arrasadas y un número
incontable de huérfanos.
El general, un día,
aterrado y cansado
ante tanta barbarie,
fue a ver al hombre santo.
― “Hay que parar ―le dijo— esta hecatombe,
su crueldad sin medida, su ultrajante rapiña.”
― “Es voluntad de Dios” ―respondió el hombre santo.
― “¿De Dios? Pero qué Dios;
viendo tanta barbarie ―respondió el general―,
permítame dudar de su existencia.”
El hombre santo, entonces, montó en cólera.
―”Obviaré su insolencia ―respondió―,
su espantosa herejía,
siempre que reflexione
conmigo y se pregunte
de dónde viene el hombre,
de qué modo se explican su razón
de ser y su existencia
sin la de un Dios creador
del cielo y de la tierra.”
―”Lo admito, es un misterio ―respondió el general―.
Tanto como este otro
que, siendo usted tan sabio,
espero me responda.
¿De dónde viene Dios
de qué modo se explica su razón
de ser, qué ser supremo
tomo barro en sus manos
e insuflándole aliento
le dio vida? ¿Y quién fue
a su vez su creador,
y así hasta el infinito?”
Fue su última pregunta:
aquella misma tarde ardió en la hoguera.

martes, 11 de abril de 2017

Un dictamen como otros cualesquiera


―Y a ti, ¿qué juicio te merece el asunto este de la Semana Santa?

―Bueno, yo prefiero no opinar... es más: no me resulta posible opinar al respecto. Es lo que tiene ser diagnóstico.

Strawberry fields forever


“Living is easy with eyes closed,
misunderstanding all you see.”
John Lennon

Miserables de tres
al cuarto más cazurros
que un saco de bellotas
de alcornoque mostrenco,
dan un día un mordisco
en la aorta del limo
y engordan con su sangre.
Mientras,
                   la autoridad
hace la vista gorda.
Y el mal ejemplo cunde
y es seguido por otros
que, tras haber logrado
encasquetarse el gorro
de medio pelo gracias
a su dieta hematófaga,
arrancan un pedazo
de piel al monte negro
y se hacen un tambor
para ir a celebrarla
a Ella, la pastora
Reina de las Marismas.
La autoridad mirando,
mientras, hacia otra parte:
ya habrá tiempo algún día
de pararle los pies
a estos desaprensivos,
pero ahora no conviene,
que vienen elecciones
y está la cosa que arde.
Y así, tras varias décadas
de hacer la vista gorda
y ancha es Castilla, llega
de súbito el instante
en que la autoridad
no puede continuar
mirando hacia otro lado
―la tan cacareada
joya de la corona
ha enfermado y se muere—.
Pero aquellos cazurros
avaros que arrimaban
cada cual, al principio,
el ascua a su sardina,
frente a la oposición
creciente a sus desmanes, 
han ido haciendo piña
—la unión hace la fuerza—
hasta mudarse en mafia.
A ver hoy quién los para.