sábado, 10 de diciembre de 2016

Esto tampoco es un poema


(Desechos reservados)

Caga un mojón hediondo
y, una vez esté seco,
colócale un lacito
rosa de PVC.
Luego súbelo a facebook
y hazte publicidad
hasta haber alcanzado
un número abultado
de fieles seguidores,
que, vástagos de la era
del fast food, aseguren
que les gustan tus mierdas
virtuales. Poco tiempo
después un editor
de mierda, convencido
de sacar un buen pico
vendiendo tus boñigas,
publicará en papel
tan sucia verborrea
y así podrán, con gula,
consumirlas tus fans
en vivo y en directo.
¡Enhorabuena! Ya eres,
sin la menor noción
de lo que es la poesía,
un poeta de mierda.

                              (crítica literaria)

2 comentarios:

carlos parejo dijo...

Poema con muy poca higiene por medio

mailconraul dijo...

Y, a ser posible, que tu mierda se convierta en una religión monoteísta... El único inconveniente es que se quieran reservar los desechos y hacer de los desperdicios poéticos una propiedad privada con beneficios y benefactores.
Yo diría que me ha encantado, sin hacer que te sientas mal, tu letrina literaria.