viernes, 2 de diciembre de 2016

Niño, con las cosas de comer no se juega


En la España del treinta
por ciento de sus gentes
bajo el umbral de la pobreza,
los ministerios competentes en materia
de servicios sociales y salud
no tardarán ya mucho,
que esto no hay quien lo aguante,
en adoptar alguna solución ingeniosa
para atajar tantísima carencia.
Tal vez un plan de choque,
un gran pacto de Estado
de carácter quirúrgico:
la reducción de estómago
de los menesterosos.

La imagen es de Reuters. Y no, no es Cuba
ni Venezuela; es un poblado de chabolas
en la Comunidad de Madrid.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Lo que se los van a poner a dieta es de alcohol, tabaco y red bulls y coca colas, que valdrán tanto como en Noruega pero con salarios que no llegan a la mitad