martes, 20 de diciembre de 2016

Epigrama


No se trata de un choque
de civilizaciones.
Llamemos a las cosas por sus nombres.
No es más que un contubernio
urdido bajo cuerda
por incivilizados sin escrúpulos
ni humanidad alguna
para, enfrentando a pueblos
inocentes que ansían
la paz y la concordia, hacer su agosto.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

La Guerra es habitualmente un producto de dirigentes con mala voluntad.