viernes, 26 de mayo de 2017

En la tramoya

no entiendo
nada — escribo
pero no en-
tiendo nada no me en-
tiendo
— mejor
así — no existe
explicación alguna
a este estar este trán-
sito este sueño
insomne — o
pesadilla —
del no ser atra-
pado
en la iner-
cia viscosa
de lo es-
tático
en la corrien-
te el
río
estéril e ilu-
sorio de la nada

no entiendo
nada no me en-
tiendo — escribo
y mis cin-
co sentidos
se funden se
diluyen en el magma
del todo lo inson-
dable lo va-
cío

jueves, 25 de mayo de 2017

Cuántos


En este instante, en este mismo instante,
ahora, en este mundo, cuántos seres
—niños y ancianos, hombres y mujeres—
humanos sometidos al frustrante

baldón de la miseria, a la incesante
codicia de sablistas, mercaderes
que anotan, en sus cuentas, como haberes
el debe falso, injusto y acuciante

de quien nada les debe, del saqueado.
Cuántos muertos en guerras, de hambre, cuánto
dolor, cuánta tortura, cuánto espanto.

Cuántos mientras, mirando hacia otro lado,
los Patres Patriae, en tono babilonio,
discuten sobre el sexo del demonio.

La profecía


Y el oráculo predijo que, tras un sinfín de pavorosas insidias y traiciones, acabaría teniendo mando en plaza, y que sería conocida como "la Emperaora del Dedal". Pero el hada Benéfica, siempre preocupada por el bienestar de los más débiles, formuló un conjuro para tratar de protegerlos: un día, en su afán por coser a puñaladas a sus rivales a fin de conquistar nuevos territorios sobre los que ejercer su despótico dominio, se pincharía un dedo y caería en un profundo sueño semejante a la muerte. Entretanto, oculta entre las sobras, la hechicera Maléfica...

miércoles, 24 de mayo de 2017

Infancia


Palmeta y leche
en polvo americana.
Tierna, mi madre.

Crónicas del Régimen (43)


El Barça no pudo dar la sorpresa. Menos mal Pedro Sánchez.

BONUS TRACKS

Na', que s'ha quedao sin hilo la bicha.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

A tomar por cuera.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Maaa-yo-ne-sa... ♪♫♬

Tras el de la patá en la puerta, también Ibarra anuncia su baja en el P$OE. "Bah, que le den; la Hellmann's va mucho mejor pa' la ensaladilla rusa" —ha declarado al respecto un reputado sanchista que ha preferido, "por si las moscas", permanecer en el anonimato.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Así cosía, así, así;
así cosía, así, así;
así cosía, así, así;
así cosía, que yo la vi. ♪♫♬

Spam-ku (XCI)


Es lo que sale
—proclamas con jactancia.
¿Regüeldo o pedo?

                           (¿Qué es poesía?)

martes, 23 de mayo de 2017

Bodrio-poema del día después

No aún es no. Pero menos.
O, como siempre ha sido
en el P$OE, de boquilla.
Se llama Sánchez, no San Che
Guevara; no Quijote, sino Sancho
mirando por su panza.

De pactos y mociones de censura


Luego de que Podemos Andalucía haya "invitado" a IU LV-CA a romper todo tipo de pactos con el PSOE-A como condición previa a la hipotética constitución de un "bloque de cambio" de cara a las próximas elecciones autonómicas y municipales en Andalucía, Pablo Echenique, Secretario de Organización de Podemos, anuncia que Unidos Podemos, tras el correspondiente debate de coordinación entre IU y Podemos, estaría dispuesta a retirar su Moción de Censura si el PSOE presentase una propia. Y a mí esto último me parece cojonudo. Pero, claro, contemplándolo en relación con lo primero, lo flipo en cinemascope tratando de mear sin poder echar gota. No sé si se me entiende.

lunes, 22 de mayo de 2017

Bodrio-espinela del knock out


Criticáis que no ha sabido
encajar la del Dedal
el golpe, que ha estado mal
no nombrar al que ha vencido
por su nombre y apellido
—¡cómo os gusta criticar!
Pues ¡cómo lo iba a nombrar!
tras el KO, si hasta ignoraba,
tan sonada, donde estaba
y apenas podía hablar.

Hogar, dulce hogar, los paisajes domésticos (13): La casita de la playa en Capo Massaria (Sicilia). Año 1994. (Carlos Parejo)


Se adentró por el estrecho sendero del jardín, hecho con bloques de toba, como el muro que la ocultaba. La casita apenas era visible desde tierra por estar construida como un nido de águila o como algunos refugios de montaña, al borde mismo de la roca.

Tenía un espacioso salón que daba al mar, mejor dicho, suspendido sobre el mar: un ventanal de pared a pared hacía que uno tuviera la sensación de estar en el puente de un barco. De cara a la ventana, un sofá, dos sillones y una mesita baja llena de revistas extranjeras e italianas de arte y de viajes. Un aparador ochocentista lleno de vasos, platos, botellas de vino y licor, y un televisor con video.

La casa tenía también una pequeña cocina y un cuarto de baño y, sobre todo, un dormitorio, cuyo ventanal daba también al mar, con una cama de matrimonio al modo del tatami japonés. Se veía entera en un gran espejo veneciano, situado en la pared frontera Una treintena de cuadros, comprados en las subastas de Sothebys, compendiaban su vicio secreto por el arte mundial y decoraban estratégicamente las paredes del hogar.

Aquél era su refugio para la soledad y sus citas amorosas. Como secretario general de su partido en la Isla, e importante magnate que controlaba sus medios de comunicación, estaba requetebién. Allí descansaba de su agitada vida de financiero y político, y de sus constantes preocupaciones. Entre ellas, tantos esfuerzos como había hecho para cambiar el plan urbanístico de la localidad y ver legalizado el placentero retiro con el que soñó toda su vida.

Para saber más: CAMILLERI, ANDREA. La forma del agua. Salamandra. Madrid.1994.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 21 de mayo de 2017

Lo que me une a ellos

Yo no soy de esos que desean pertenecer a una realidad territorial diferente a la de España y desgajada de esta. Yo soy de los que desean pertenecer a una España y a un mundo diferentes. Es por ello que no puedo más que solidarizarme con los primeros.

Clase media


Durante mucho tiempo
—tan tercos como necios—
olvidamos las sabias enseñanzas
de Felipe Camino Galicia de la Rosa
—León Felipe— y, tragándonos
el cuento y a la par
comulgando con ruedas de molino,
nos creímos clase media, el non plus ultra,
la Biblia en pasta, crème
de la crème,
                         ¡la leche, oigan, la leche!
de una más que moderna
y, cómo no, intachable progresía.

Pero ¿qué clase media?

Durante mucho tiempo,
demasiado quizás
para, ahora que aquel sueño
on line yace hecho añicos
bajo la hedionda bota de una estafa de Estado,
reaccionar al unísono
con la fuerza debida,
nos creímos clase media.

Pero ¿qué clase media?
Una amalgama amorfa,
desclasada y sin clase
de seres egoístas
mirándose el ombligo ―clase mierda—
que se soñó existiendo
en tanto nadie tuvo
motivos y la urgencia de aplastarla.

sábado, 20 de mayo de 2017

Yesca


Por la angosta gatera del chovinismo y la mitomanía, se nos suelen colar los más descomunales y perniciosos caballos de Troya. Y nunca falta en los multitudinarios y enfervorizados comités de bienvenida que los reciben entre vítores y aleluyas, algún que otro quintacolumnista de los aqueos con armadura de troyano.

Ilustración: El incendio de Troya, de Francisco Collantes.

Refrán -políticamente incorrecto- a tener...


Refrán -políticamente incorrecto- a tener siempre muy presente por aquellos (*) que pretenden medrar en política

Nunca muerdas el nabo que te da de comer.

(*) Trepas.

Paparazzi (NDJR)

paparazzi

Del lat. tardío papa o papas, y estos del gr. πάπας pápas 'sacerdote', 'obispo', también 'papá'; y de la voz it., del n. p. Paparazzo, un fotógrafo en el filme La dolce vita.

1. m. Sumo pontífice de la Iglesia católica, apostólica y romana, aficionado a hacer fotografías a los famosos sin su permiso.

viernes, 19 de mayo de 2017

El zorro y las uvas


(A vueltas con Banderas)

Banderas —digámoslo no como insulto, sino en honor a la verdad; no vaya a ser que el tierno corazoncito del insigne malagueño sufra un síncope al sentirse, en su interesada y manipuladora opinión, vejado injustificadamente—, amén de serlo de Andalucía (dudoso galardón en cuanto a su merecimiento —permítaseme que insista—, visto lo visto estos días), es también uno de los hijos más dilectos de la (in)cultura del pelotazo; esa mediante la cual los más pudientes han venido haciendo durante décadas su agosto en Esperpentaña con la connivencia de unos poderes públicos permanentemente instalados en la cloaca de la mordida y el amancebamiento con las élites económicas a objeto de sacar tajada compartida de la laminación y sodomización del pueblo. Así que la reacción de Banderas no es, como, poniendo algún que otro paño caliente al asunto del Astoria, han querido ver algunos cronistas críticos con la actitud tramposa del actor, una simple pataleta por haber visto frustradas sus expectativas de negocio; unas expectativas en buena parte asentadas en la transgresión de la legalidad urbanística, así como en el injustificable trato de favor que pretendía otorgársele desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga con su alcalde al frente. No, la reacción de Banderas, con la complicidad de los medios de manipulación que apuntalan este Régimen decadente, antidemocrático y corrupto heredero del Franquismo, es un ataque meditado y furibundo hacia aquellos que se resisten a continuar permitiendo que esa aberrante y perniciosa (in)cultura, la del pelotazo, siga engordando los estómagos de una alta burguesía, la nuestra, con ínfulas aristocráticas, a costa de ir sumiendo al pueblo en el cada vez más profundo abismo de la miseria; una alta burguesía esta, sin ética ni escrúpulos, y que tan habituados nos tiene ya a unas prácticas en tantas ocasiones similares a las utilizadas por organizaciones criminales y mafiosas. No, la reacción de Banderas no ha sido el pueril berrinche de un niño consentido al ser privado del disfrute de un juguete que esperaba y que, a la postre, no le fue traído por los Reyes Magos. La reacción de Banderas responde a eso hoy tan denostado que convenimos en denominar lucha de clases. Esa que hace ya tanto tiempo venimos perdiendo.

El bloque y la paja


Podemos, a propósito de la hipotética construcción de un futuro "bloque de cambio" de cara a las próximas elecciones autonómicas y municipales en Andalucía, vuelve a ensimismarse en el pernicioso hábito onanista de señalar la paja en el ojo ajeno. Aberración que, de no corregirse de inmediato, en lugar de en el gratificante orgasmo que supondría la conquista y progresiva consolidación de un cada vez más necesario y urgente cambio político, podría terminar derivando en el más frustrante de los gatillazos.

Crónicas del Régimen (42)


Para algunos nostálgicos, quién sabe si cautivos de alguna extraña suerte de síndrome de Estocolmo, aún continúa siendo el diario paradigmático de la progresía. Pero lo cierto es que, ante esos impresentables libelos con tufo a totalitarismo que perpetran y autodenominan eufemísticamente línea editorial los propagandistas a sueldo del Régimen mal disfrazados de periodistas que dirigen El País, uno no puede evitar, por su indudable mayor veracidad y hasta imparcialidad, empezar a echar de menos la Hoja del Lunes.

BONUS TRACKS

Primarias del P$OE

Tres programas distintos y un solo caos verdadero.

(God bless the empress.)

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Por un mundo sin Banderas

Finalmente, conocidos los hechos, Banderas, en lugar del pretendido héroe altruista, campechano y bonachón, ha resultado ser el villano egoísta, malvado y engreído. Un cínico, un embustero, un manipulador sin escrúpulos que, presumiendo de buscar el bien común, tan sólo perseguía, pasando por encima de la norma, su beneficio privado a cualquier precio. Siempre, claro, que ese precio fuese asumido por los sufridos ciudadanos. Una vez desenmascarado, no estaría de más que, por su absoluta falta de honestidad, le fuese retirado el título de Hijo Predilecto de Andalucía.

(O de como el Zorro, cuando con indudable buen criterio se le impidió ser el guardián del gallinero, exclamó, visiblemente resentido, "están verdes".)

jueves, 18 de mayo de 2017

Consejo para una amiga acongojada que dudaba entre el llanto y la birra

Te dejo, al verte apenada
amén de dubitativa
entre el sollozo y la priva,
mi consejo, camarada.
Si te hallas tan extraviada
que con la duda tropiezas
y ansías prontas certezas,
no hay nada, te lo prometo,
mejor que echarse al coleto,
bien frescas, unas cervezas.

Su-shi ♪♫♪


♪♫♪ Sushi, es la mula que castiga
de Ayamonte hasta Mojacar,
y es que no pasa jornada
sin que encabece una intriga
y propine alguna coz... ♪♫♪

Crisis en la formación naranja


Albert "Azote de Corruptos" Rivera, sorprendido metiéndose entre pecho y espalda un refresco de limón. Nuestro más avezado striper político tilda de incívicas a las voces críticas que, desde el seno al desnudo de su partido, exigen su dimisión. Mónica Naranjo, al grito de "sobreviviré-e-eeé", se solidariza con el líder "centrista" de la nueva política patria.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Bodrio-poema desmemoriado


En la cloaca astrosa
a la que han arrastrado
las alimañas patrias
a Esperpentaña, sólo
se mueven como pez
en el agua los tales
engendros sin escrúpulos,
por disponer de duros
estómagos y branquias.
Al resto, ante el hedor
que desprenden las aguas
cloacales, no nos queda
otra opción que, arrastrándonos
sobre el fango, taparnos
las narices y, haciendo
de tripas corazón,
respirar por la boca
—lugar por el cual dicen
que muere, y cómo, el pez:
ese animal carente
de memoria que, necio
y contumaz, insiste,
a pesar del dolor
y la sangre vertida,
en morder el anzuelo.

Dirty impact


Esperpentaña, engendro de país, célebre por sus innúmeras (Ci)fuentes de aguas putrefactas.

Crónicas del Régimen (41)


Ratas de alcantarilla

"Porque muchos de los que se cabrearon con nosotros, no habían perdido diez escalones en su calidad de vida; habían bajao uno. Pero es que pensaban que iban a subir diez; es que pensaban que iban a poder tener su casita en la playa; que iban a poder salir no una vez al mes, sino una vez a la semana; que iban a conseguir que sus chavales fueran a la universidad y que además tuvieran un máster; que iban a conseguir ver a sus nietos con mucha más calidad de vida que la que tuvieron ellos. Y cuando eso no fue posible, se cabrearon, se indignaron. Y ahí le hicimos el juego a la derecha y los otros de Podemos; a la derecha que quería que la gente se resignara y a los que querían galopar sobre el viento de la indignación de los ciudadanos."

Susana Díaz Pacheco, Emperaora del Dedal

Pues claro que sí, hombre, claro que sí. Qué cojones es eso de querer poder ir pagando con mucho sacrificio a vuestros hijos estudios universitarios y, si se tercia, hasta un puñetero máster, muertos de hambre, que ya no sois más que unos jodidos perroflautas muertos de hambre.

Menuda tiparraca. Manda "güevos" que alguien así sea la Presidenta de una Comunidad Autónoma con 8 millones y pico de habitantes. Y lo peor: con aspiraciones de serlo en el futuro de más de 46 millones de sufriditos espaguiñoles. Nos vamos al carajo.

(Apología del caos. O a cloaca revuelta, ganancia de pecadores.)

BONUS TRACKS

Andalucía, con la del Dedal como "emperaora", se está consolidando a marchas forzadas como "necionalismo" histérico, digo histórico.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Entro en Youtube a buscar un vídeo de la Emperaora del Dedal largando alguno de esos discursos que ni Marine Le Pen. Tecleo "Susana Díaz" y "barbaridades". 666 millones y pico de vídeos. Así es que no hay manera.

martes, 16 de mayo de 2017

Spam-ku con preámbulo

Entre el polvo y la paja
o, mejor —porque, en este
asunto, el orden dado
a los factores sí
que altera el subproducto
o escoria—, entre la paja
y el polvo o subproducto,
se alza, con su poder
omnímodo, el mercado,
para vendernos humo.

O, dicho de otro modo
—qué manifiesto puede
resultar el spam-ku
a fin de evidenciar
el abismo que se abre
entre el humo y la llama—:

¿Qué es hoy el arte?
¿Gato —o humo— por fiebre?
¿O sobras maestras?

La cabra tira al monte


Según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas, el apartado dedicado a la corrupción y el fraude es, con un 37,3% y sólo por detrás del paro, el segundo motivo de preocupación de los espaguiñoles.

Pero, ¡Madre de Dios!, cómo diablos se diseñan estas encuestas. ¿Se pregunta a los encuestados por su nivel de preocupación en relación con la Champions League, el ninguneo del que han venido siendo objeto desde tiempos inmemoriales nuestros afinados representantes en el Festival de la Canción Eurovisión, la expulsión de no se sabe qué famoso concursante de cualquiera de esos reality show de tres al cuarto que anegan las pantallas de nuestras televisiones patrias, o, entre otros insoslayables asuntos, las peculiares costumbres sexuales de la escolopendra paticorta de Madagascar?

Lo digo, más que nada, porque ayer, en la concentración convocada contra la corrupción por el Frente Cívico "Somos Mayoría" en el ámbito de todo el Estado, en la ciudad de Huelva no llegaríamos a asistir ni setenta personas. Bien es cierto que la difusión de la convocatoria, más allá de lo tocante a las muy sobrevaloradas redes sociales, brilló más que otra cosa por su ausencia. Pero, en cualquier caso, setenta personas parecen pocas si admitimos esa cada vez más grande preocupación por la corrupción reflejada en el barómetro del CIS.

Y, entre tan desoladora concurrencia, pocos parados y ningún estibador portuario, por poner un par de ejemplos de colectivos jodidos hasta las heces y hasta en lucha. Tampoco nadie de PSOE, PP o C's. Debe ser que la cabra siempre tira al monte.

Crónicas del Régimen (40)


Hasta anteayer mismo los trapos sucios se habían venido lavando en casa. En especial los manchados de sangre. No hacerlo así solía pasar factura. Pero es ya tan aguda la adicción de los espaguiñoles a la telebasura y el fast food; nos hemos tragado, como quienes comulgan con rueda de molino, tantas tapas y raciones de corrupción en adobo, que ha terminado por resultar rentable enmierdarlos en público.

(El gran de-váter)

BONUS TRACKS

La del Dedal se ha declarado internacionalista (digo yo que será de la internacional del capital, porque lo que es de la obrera...)

. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Fue, tal y como se había previsto, un debate de guante blanco. A juego con el color gris plata de los puños chinos.


(Prêt-à-porter)

lunes, 15 de mayo de 2017

Reflexiones peripatéticas


Lo cierto es que en el convento espaguiñol de Ntra. Sra. de la Divina Corrupción y la Sacrosanta Mamandurria, superioras y superiores no faltan. Continuamos teniendo la fe garantizada por mucho tiempo en esta nuestra eviterna reserva espiritual de Occidente.

(Ferrusola no está sola)

Hogar, dulce hogar, los paisajes domésticos (12): La Villa Santa Ágatha, residencia habitual del compositor italiano Giuseppe Verdi (1864-1894). (Carlos Parejo)


Me despierto de madrugada escuchando en mi cerebro con los sones que me faltaban para ese tramo de ópera. Descorro las cortinas, me pongo la bata y las pantuflas y me siento en la butaca estilo imperio. Escribo y anoto en las partituras las notas correspondientes a la melodía soñada. Al amanecer, tras sorberme lentamente un negro café, las reproduzco al inmediato piano y, mientras las voy tecleando, hago correcciones. En el techo de la habitación dormitorio-estudio están pintadas las musas griegas de la música. Parecen otorgarme su beneplácito a lo que oyen. Me ensueño en una salva de aplausos en el teatro de la Scala el día del estreno. Y así, durante horas no paro de componer, agitado por una gran emoción nerviosa. A mediodía me voy a a pasear a los jardines de mi villa. La vista de sus flores y arboledas y el ejercicio físico van relajando mis músculos. En una rotonda me siento en un banco para deleitar la vista con un estanque donde patos y peces me observan mientras juegan a ser animales con total tranquilidad. Tras el almuerzo me hecho la siesta y recibo para tomar el té a mis invitados en el elegante salón rosa, decorado con cuadros de pintores afamados como David, Tintoretto, Rafael o Tiépolo En las tarimas reposan algunos jarrones y porcelanas orientales que ponen el toque exótico al ambiente. Hace poco he dorado y tapizado las butacas y sofás de seda y terciopelo verde, con los ingresos de mi última obra. La independencia de Italia de los austriacos acapara las discusiones de la velada, sugiriéndome nuevas ideas. Luego me divierto jugando al billar o leo los periódicos y algún libro en mi biblioteca. Voy preparando mentalmente la continuación de la ópera, recordando las contingencias del día. Escribo nuevas anotaciones en mi estudio y las compruebo al piano. Me acompaña Giuseppina, bien cantando las arias, bien tocando el piano a cuatro manos. Antes de dormir nos damos un nuevo paseo por los jardines y observamos el cielo estrellado y el curso de la luna en el escenario celeste. Mis creaciones no son más que armonías de emociones humanas influidas por el reino de la naturaleza.

(¢) Carlos Parejo Delgado

domingo, 14 de mayo de 2017

Más pueblo y menos marca


Cuando el concepto de estado se confunde con el de marca, se está dando carta de legalidad a ese pernicioso trasiego a cuyo término la soberanía deja de estar en las manos del pueblo para postrarse ante las pesadas botas mercenarias del mercado.

Efectos secundarios



El ser humano está lleno de CONTRAinDICaCIONES.

sábado, 13 de mayo de 2017

Unanimiedad (NDJR)


unanimiedad

f. Consenso que, tras prolongadas, encarnizadas y arduas disputas, se alcanza en torno a cuestiones que, por su intrascendencia, no merecerían la perdida de una sola y minúscula fracción de nanosegundo en su debate.

Breve tutorial de tutelaje (valga la redundancia)


La NECEsiDAD no es buena consejera.

viernes, 12 de mayo de 2017

Spam-ku espaguiñol de primavera


Cola del paro.
Cerezo en flor —de plástico—
hediendo a zombi.

Del olmo seco


Del olmo viejo y seco
al que, con esperanza,
le cantara el poeta,
sólo queda el espectro
de la hambrienta carcoma.

jueves, 11 de mayo de 2017

La gallina de los huevos de oro


(Fábula contemporánea)

Tal vez aún seguiría
viva y quiquiriqueando,
si en lugar de gallina
hubiese sido gallo,
el ave aquel de fábula
de los huevos dorados.
Y, a manera de ejemplo
y escarmiento, su avaro
dueño quizás los suyos
tendría amoratados
y gordos cual melones
de tantos picotazos
¡Cuántos hay que pudiendo
sobrevivir luchando
como gallos, se rinden,
gallinas, de antemano,
y a todo el gallinero
terminan arrastrando
tras ellos —mal ejemplo—
para acabar asados!

Jíbaro


Los periódicos y otros medios patrios han terminado derivando en poco más que meros panfletos políticos. Pero sin ideología. No es el fin de la historia -concepto este, el de la historia, de dudosa existencia-, pero, sin duda, sí el comienzo de un nuevo episodio de barbarie. El jíbaro insaciable de la posverdad se alimenta de restos sanguinolentos de discernimiento. Esperemos que aún, al menos, nos quede una bala en el tambor del revólver. Por si no nos quedase otra que descerrajarnos un tiro en el cielo de la boca.

Regla de 3 simple


El incremento del número de casos de corrupción en la monarquía bananera de Esperpentaña es directamente proporcional a la "información" que nos ofrecen los medios patrios al servicio de las hordas imperiales del totalitarismo financiero y sus lacayos políticos, en relación con la supuesta merma de las libertades democráticas en la República Bolivariana de Venezuela.

(Y últimamente no hay día en que no salgan a la luz unos cuantos nuevos casos "aislados" de corrupción por estos lares de todos los demonios).

miércoles, 10 de mayo de 2017

2092


"Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro".

José Martí

Un libro, un hijo, un árbol.
No tomemos al pie
de la letra la frase
del revolucionario
y poeta cubano.
Tal vez haya a quien sobre
de manera legítima
lo del hijo y le falten
algunas otras cosas.
No es ese el tema. ¿El tema?
El de la trascendencia
de un ser —el ser humano—
del todo intrascendente.
Un ser que está obligado,
como especie animal,
a crear —como nos dicen
que los dioses, que Dios—
para que no se agoten
los ciclos de la vida.
Que en su mapa genético,
aun estando hoy perdido
sin sextante ni brújula,
lleva el gen que lo empuja
a la conservación
de la especie —los hijos—
y de las condiciones
—el árbol— que permitan
su sustento y el de otras
especies animales
que no han desarrollado
aún como el ser humano,
el don, la cualidad
de la razón. Un don
que ha dado, nos ha dado,
entre otros muchos frutos,
el arte y la cultura.
La cultura: herramienta
que contribuye y cuánto
a hacer pueblos más sabios,
más libres y que el ser
humano está obligado
por lo tanto a cuidar
y defender lo mismo
que a un hijo o a una selva.
Un libro, un hijo, un árbol.

. . . . . . . . . .

(España, año dos mil
noventa y dos: de aquellos
polvos —primeras décadas
del siglo XXI—,
este erial, estos lodos.)

Fueron peor que el Saturno
de Francisco de Goya.
No sólo devoraron
a sus hijos, a aquellos
a los que deberían
haber cuidado, a aquellos
que habían depositado
su confianza en ellos.
Acabaron con todo
lo que olía a cultura:
arrojaron al fuego
del olvido a Cernuda,
Cervantes, Gil de Biedma,
Blas de Otero y etcétera.
Sin una llama, lejos,
muy lejos de alcanzar
cuatrocientos cincuenta
y un grados Fahrenheit,
aquel incendio fue
peor que el que calcinó
la magna biblioteca
sita en Alejandría.
A la par legislaron
para que los pirómanos
de los bienes comunes,
amén de impunidad,
obtuviesen ganancias
inmediatas del fuego
propagado en los bosques.
Y España ardió de norte
a sur y de este a oeste,
desde el monte a las playas.
Un libro, un hijo, un árbol:
entiendan la metáfora.
De aquellos polvos, estas
cenizas, estos lodos.
Fueron peor que el Saturno
de Francisco de Goya.

El traductor de Edmundo


Frase traducida del ferrusolano (dialecto con más y más seguidores con cada día que pasa en Esperpentaña) al lenguaje del común de los espaguiñoles:

No hay que dejar de apostar por la renovación del Concordato → Llevémonos toda la pasta que podamos al paraíso (fiscal, por supuesto).

(Texto extraído del afamado tratado filosófico "Se me están poniendo las andorranas como espárragos trigueros").

Pedicura (NDJG)


pedicura

Del lat. pes, pedis 'pie' y cura 'cuidado', 'solicitud'.

m. Sacerdote de pies enormes.

martes, 9 de mayo de 2017

La lechera


(Fábula contemporánea)

Su leche una lechera
llevaba hacia el mercado mayorista
y siendo, como lo era,
aunque en paro, filóloga y muy lista,
procuraba evitar pajas mentales
sobre un raudo incremento de caudales.
Porque de Samaniego
conocía la fábula famosa
acerca del trasiego
de un cántaro de leche y la espantosa
conclusión de los sueños de grandeza
de la que lo portara en su cabeza.
"La venta —iba rumiando—
de leche no me habrá de dar dinero
para vivir holgando
el resto de mis días, pero espero
que al menos me procure la "manteca"
precisa para gastos e hipoteca."
"Y, si sobrase un pico,
podría incluso prestarme algún antojo
tal que si fuese un rico
—aun no siendo esto más que un trampantojo—
burgués hecho a sí mismo, propietario
del fruto del trabajo proletario."
"Negociaré, por tanto,
hasta que se me ofrezca un precio justo
que compense el quebranto
de tantos meses de trabajo adusto
que me ha costado a un tiempo que talento
lograr poner la granja en rendimiento."
En esta reflexión
ensimismada andaba en el instante
en que, con su camión
y nula formación de comerciante,
entre el comedimiento y lo entusiasta,
llegó al cabo al lugar de la subasta.
Y allí —¡maldita sea
la sucia economía de mercado!—
topose con la fea
y cruda realidad y el desdichado
momento en que, sin leyes por respaldo,
hubo de malvender su leche a saldo.
Por más y más denuedo
que inviertas en la empresa agropecuaria,
cautiva del enredo
neoliberal, tu vida tan precaria
será como los momios inmorales
de los intermediarios comerciales.

Sermón en el desierto


La sal la luz del sol
refleja y en la calma
chicha satura el aire
con los lamentos yermos
del espectro de un mar
antiguo y olvidado.

                           (Mar de Aral)

De conventos y metáforas


La del Dedal está que se sube por las paredes con la recién conocida condición de madre superiora de Marta Ferrusola. "Pa' superiora yo, que pa´ eso soy cofrade, candidata y presidenta" -ha declarado al respecto.

lunes, 8 de mayo de 2017

La cigarra y la hormiga


(Fábula contemporánea)

Fue la peor de las calumnias
sufridas por la cigarra,
la que le asignó el papel
de crápula en una fábula.

(Del cántico una labriega
incansable es la cigarra,
procurando a las hormigas
alimento para el alma).

                       (fábula a contracorriente)