miércoles, 28 de junio de 2017

La peste


Era una ciudad en la que las sucesivas encuestas oficiales ponían de manifiesto la existencia de una preocupación creciente por el avance inexorable de la epidemia. Pero sus habitantes continuaban empecinados en alimentar a las ratas.

Ilustración: El triunfo de la muerte, de Pieter Brueghel el Viejo.

2 comentarios:

carlos parejo dijo...

¿Volvemos a la Edad Media?

El Éxodo dijo...

Eso parece, Carlitos.