sábado, 11 de octubre de 2014

La cigarra y la hormiga

La cigarra y la hormiga
un día se retaron
a escribir una fábula.
La hormiga, previsora,
propuso de inmediato
reglamentar el reto.
“Catorce versos dicen que es soneto”
–canturreo la cigarra.
Y, ante la aprobación
de la hormiga, pusieron
patitas a la obra.
Se abrieron las apuestas
–como era de esperar
del todo favorables
a la tan laboriosa
como porfiada hormiga.
Unas horas después saltó la banca
–ni el Crac del 29.
Contra todo pronóstico
había triunfado, 
quizás por su afición
al canto, la cigarra.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

¡Bellissimo¿ diría Rafaella Carra