jueves, 9 de octubre de 2014

El Sagrario (Agustín Casado)

Donde se entromete Molina Lario
y parte el Císter de Santa María
con su ficus copudo y centenario,
su escalera de inútil gradería,

con esa puerta gótico tardía,
con sus bodas, sus triduos, sus rosarios,
su tienda de ex-votos y escapularios,
sus farolas trasunto de otros días.

Con esa verde cruz del boticario
más crimen que el de cristo todavía,
sin la luz que le roba el campanario,

sin bulla, sin follón ni algarabía,
insólito milagro, se hace umbría
Málaga aquí a la vera del Sagrario.


Textos e ilustración: Agustín Casado


2 comentarios:

carlos parejo dijo...

bello paisaje urbano

Anónimo dijo...

Gracias, Carlos. Saber que unos ojos bienintencionados miran aquello que uno hace, diría que hasta predispueestos a favor, resulta gratificante y justifica el empeño.
Agustín Casado