jueves, 16 de octubre de 2014

Faria (Agustín Casado)

Hay si acaso medio aforo
al romperse el paseíllo.
Los monos con su rastrillo,
la terna de seda y oro,

de negro el alguacilillo
como negros los seis toros.
Timbal y clarín sonoros,
el primero ya al anillo

y las palmas que echan humo.
Vaya público pardillo.
Yo que de entendío presumo

no aplaudo ni a Pepe Hillo
y a lo del humo me sumo
fumándome un cigarrillo.

(Un buen farias es lo suyo,
mas lo guardo en el bolsillo
pa’tirárselo yo al Vito
si quiebra en los garapullos)


Texto e ilustración: Agustín Casado

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Poema muy musical como si fueras Ignacio Sánchez Mejías, de quién tanto aprendió Federico.