viernes, 10 de octubre de 2014

A buenas horas, mangas verdes

A buenas horas, mangas verdes. Por fin parece que por estos pagos de la Spain is different, tan aconfesionales en teoría, pero tan fundamentalistas en la caótica y errática práctica de sus gobernantes, se va a adoptar un protocolo en relación al ébola, como Dios manda, que diría su plasmático presidente. Un protocolo que, de haberse aplicado desde un principio, habría evitado, entre otros asuntos, el contagio de Teresa Romero. Y por fin, también, tras haber estado denostando y tratando de culpabilizar casi hasta del mismísimo diluvio universal a la susodicha, y una vez que se ha constatado la reprobación casi unánime de tamaña ignominia por parte de la opinión pública, los que la han estado perpetrando tan alegre como irresponsablemente, echan cobardemente el culo para atrás y alaban la labor abnegada de los profesionales sanitarios y de la misma Teresa. Demasiado tarde. Esperemos que no lo sea para la justicia, y que los responsables sean procesados, según los casos, por negligencia criminal y difamación. Esperemos. Pero no pongamos en ello demasiadas esperanzas. Ya saben: Spain is different.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Pues si. Vaya follón que se ha armado