domingo, 5 de febrero de 2017

Semen

Mientras es torturado
un soldado que nunca
quiso participar en una guerra,
mientras es torturado hasta la muerte
con frío asfixia estruendo luz picana,
medio mundo bosteza atiborrado
de teleanfetamina,
y el otro medio de hambre
y cansancio. Qué más
decir sin prorrumpir en alaridos
transidos del dolor de la metralla,
que no añada ignominia a la ignominia
de nuestra indiferencia suicida y partidaria.
Mejor guardar silencio
antes de la batalla.