viernes, 17 de febrero de 2017

MAFO 2


Ha dicho Luis María Linde, Gobernador del Banco de España, entrando como elefante por cacharrería en terrenos que no le corresponden y sin ruborizarse, que prolongar la edad de jubilación hasta los 67 años es una opción que, entre otras cosas, se justifica por el retraso en la entrada en el mundo laboral. Seguramente, en su visión sesgada hacia la defensa de los intereses del capital y en contra de la dignidad de los trabajadores, el tan bocazas Gobernador no contempla la posibilidad de que el retraso en la entrada en el mundo laboral sea consecuencia de que los trabajadores cada vez se jubilan más tarde. Pero es algo que se antoja de cajón. ¿O no?