martes, 28 de febrero de 2017

Crónicas del Régimen (22)


Esa pedazo de mierda venenosa llamada José María Aznar

En la monarquía bananera de Esperpentaña, según datos de la última Encuesta de Población Activa, correspondiente al cuarto cuatrimestre de 2016, la tasa de paro para los menores de 25 años se situaba en el 42,9%, en tanto que para los jóvenes menores de 20 alcanzaba el 58,7%. Con semejantes cifras, ¿cómo calificar a un individuo que, desde su posición acomodada, lograda a base de hacer el caldo gordo a explotadores y ladrones de guante blanco que más tarde le han ido devolviendo los favores prestados, proclama a los cuatro vientos que hay que continuar retrasando la edad de jubilación hasta los 70? ¿Qué será lo próximo? ¿Los 75, los 80, una inyección letal o el garrote vil para liberar al sistema de la pesada carga que le supone mantener a unos ancianos que, no lo olvidemos, se lo tienen ganado por los muchos años que estuvieron cotizando para, entre otras cosas, mantener a parásitos insaciables como José María Aznar? ¿Cómo, cómo, cómo, cómo calificarlo? ¿Indeseable? ¿Sociópata? ¿Terrorista sociolaboral? ¿Cabronazo de mierda? Siempre nos quedaríamos cortos. No olvidemos que este tarado mantiene que un día se le apareció el mismísimo Dios y le dijo que estaba llamado a salvar la patria. Ni que es responsable de la muerte de centenares de miles de inocentes en Iraq. Un asesino sin escrúpulos. Un criminal nauseabundo. Un tipo de esos que hacen del mundo un lugar mucho peor con su presencia.

BONUS TRACKS

Esperpentaña es ese lupanar arrabalero donde cuatro magistrados vendidos al régimen te exoneran a sabiendas de que eres culpable y, para más recochineo si es que cabe, te permites el más inri de sacar pecho y amenazar con demandar a los que de un modo u otro critican tu absolución por todo el morro y tu cara bonita por derecho de sangre. Oh, siempre justo Belcebú, deja caer de una jodida vez el expiatorio meteorito sobre estos nauseabundos pagos de conejos.

. . . . . . . . . . . . . . . . .

Menuda (de)generación de políticos nos ha tocado en mala suerte.

. . . . . . . . . . . . . . . . .

¡Al trullo con los fiscales chupapollas!

. . . . . . . . . . . . . . . . .

gAZNApiRo