sábado, 17 de septiembre de 2016

Sin paños calientes

(Tomografía axial computarizada)

Por mucho que se quiera
poner paños calientes,
lo del PP y España
es de tragedia y traca.
Y armada con polonio.
Así, con el PP,
en tanto la evasión
y la elusión fiscal
de todo salvapatrias
afín a sus doctrinas
se amnistía, asistimos
al dantesco espectáculo
de ver como sus cargos
ya públicos u orgánicos
están siendo imputados
de norte a sur en masa.
Y luego está el asunto
del desmantelamiento
del Estado y lo público
para entregar sus pútridos
despojos a las ávidas
hienas de lo privado:
recortes perpetrados
a tutiplén y, a un tiempo,
la deuda —esa que llaman
soberana por ser
la autoridad suprema
que nos mete en cintura
usurera y despótica—
creciendo desbocada.
Ante este panorama
narrado de manera
sucinta, es obligado
interrogarse acerca
de qué es mas pernicioso
para el pueblo: ¿que sean
una mafia corrupta
o pésimos gestores?


                                (y ahora vas y los votas)

2 comentarios:

carlos parejo dijo...

Ambas cosas van unidas, y lode menos es que se llamen servidores de la cosa pública

mailconraul dijo...

¡En la mafia las cuentas siempre están claras!