martes, 27 de septiembre de 2016

Los pactos de la burra (17)


Pedro Sánchez sueña a menudo que es el mismísimo Winston Churchill. Y en esos sueños rememora la archiconocida anécdota según la cual el líder tory habría asegurado a un joven parlamentario de su partido que sus adversarios -refiriéndose a los miembros de las otras formaciones políticas presentes en la Cámara-, que no sus enemigos, eran aquellos que se situaban en las bancadas de enfrente, en tanto que sus verdaderos enemigos eran los que ocupaban las de atrás, es decir, las correspondientes a sus propios compañeros del partido conservador. Y Sánchez se sueña Churchill animal político de envergadura donde los haya habido, haya o pudiera haber― mirando atrás y observando como, cuchillo en mano, Ibarra, Leguina, Bono, Cornejo y un largo etcétera, capitaneados por la muy prepotente y lenguaraz Susana Díaz, se disponen a destriparlo. Y se ríe a carcajadas. Porque contra el gran Churchill bien poco podría hacer un hatajo de mediocres traidores de poca monta y más baja estofa. Pero los sueños dan muchas vueltas y, súbitamente, deja de ser Churchill para no ser más que él mismo, y es cuando despierta porque ha mojado las sábanas.

BONUS TRACKS

Las generalizaciones son odiosas.

. . . . . . . . . . .

Gobiernos estables para una gestión sólida. Este enunciado corresponde a lo que podríamos llamar "los medios". Otra cosa son los fines, el para qué. Porque si el objetivo es continuar desmantelando eso que tan pretenciosamente hemos dado en llamar el Estado del bienestar, así como los derechos del ciudadano, puestos a preferir, mejor la inestabilidad y la necesidad de una búsqueda incesante de acuerdos.

. . . . . . . . . . .

PPelotería nazional. Ahora con más premios que nunca. En su diario de toda la vida.

. . . . . . . . . . .

Malahpersonacracia.

                            (Dicho así, en andalú y sí, esto va con segundas)

. . . . . . . . . . .

Bases x hartura / dios.

. . . . . . . . . . .

España, ese país en el que, si te muestras partidario de que Arnaldo Otegui pueda ser candidato en un proceso electoral, eres considerado un peligroso radical con ínfulas totalitaristas; en tanto que si te manifiestas para ensalzar la figura de un fascista criminal como Millán Astray, el Goebbels de la dictadura franquista, eres todo un patriota.

. . . . . . . . . . .

Sardinas embarricadas o cupleidos rebeldes en lucha.

. . . . . . . . . . .

Los susiyistas, afilando dagas para desentrañar a su César y, mientras preparan el asalto al poder de un Nerón o Nerona cualesquiera, dejar de paso una legislatura más las riendas del ya muy descompuesto imperio en manos de los bárbaros. Soy un internacionalista convencido, pero, de ser catalán, también reclamaría la independencia.

. . . . . . . . . . . 

Decir que el gallego en particular y el resto de los de España en general son pueblos retrasados no debería ser tomado como un insulto, sino más bien como un diagnóstico. Retraso cultural y educativo impuesto por los poderes fácticos a través de la correa de transmisión del bipartidismo alternante y sin alternativas del posfranquismo y por unos mal llamados medios de comunicación de masas no dedicados como debería ser a la información sino al divertimento más mórbido y morboso y la propaganda. Clientelismo, estómagos agradecidos, manipulación, pensamiento único -eufemismo de no pensamiento-... esos son los combustibles con los que se mueve un mundo en el que unos cuantos "elegidos" viajan en primera y la gran mayoría en el decrépito vagón de cola.

2 comentarios:

mailconraul dijo...

Coincido en la mayor, salvo en una cuestión: el terrorismo de izquierdas, nacionalista y patriótico, es tan totalitario como el fascismo de Millán Astray.

El Éxodo dijo...

En tal cuestión también estamos de acuerdo.