martes, 6 de septiembre de 2016

Al alba

Tus ojos máscara
sonríen con la fuerza
de un tigre liberado,
pero tus labios tiemblan
como un pájaro herido
de espanto y muerte al alba.
Se oye un trueno, redobles
de tambor, una ráfaga,
y un diluvio de plomo
y bocas secas tizna
del color del silencio
el ciprés y la tapia.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Estos si que pactaban y acordaban poco. El que discrepara, al paredón....