miércoles, 18 de marzo de 2015

Susana y yo


(¡ANDALUSÍA, ANDALUSÍA, ANDALUSÍA! El de Susanidad es tan burdo e impostado, que más que chovinismo, se podría denominar “chuminismo”.)

Susana y yo

Susana es soberbia, grosera, intratable, tan ruda y rastrera, que se diría un rancio dictador, que no alberga afectos.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Tiene la sed de notoriedad y triunfo de Napoléon. Pero le falta el Imperio.