domingo, 15 de marzo de 2015

Oh la vida...

Oh la vida esa broma
pesada que los hombres
atribuyen a dios
entregados
sumisos
miserables
cobardes
haciéndoles el juego.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

También puede ser que Dios nos atribuya esa experiencia llamada vida a los hombres