viernes, 18 de noviembre de 2016

Se me ha muerto un poema...


Se me ha muerto un poema
que llevaba por título tu nombre.
Después de tanto esfuerzo,
del miedo, la ilusión,
el dolor de alumbrarlo,
recién llegado al mundo
resbaló como un pez
de mis manos, quebrándose
y dejando a mi cántico
huérfano de tu nombre.
Qué mala madre he sido:
merezco padecer
este infierno por siempre.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

¡Vaya por Dios¡ Las Musas no han estado tampoco atentas a que acabaras de tejer el poema