jueves, 17 de noviembre de 2016

¡Cortocircuito y zas!


¡Cortocircuito y zas!
Invoquemos a todos
los demonios. Rogémosles
que estallen al unísono
las centrales de ciclo
combinado, que tiemble
la tierra como un flan
de caos y caramelo
y el traqueteo sísmico
abra grietas que engullan
las nucleares, que llueva
y llueva y llueva y llueva,
la Virgen de la Cueva,
hasta que la corriente
crezca y crezca y se lleve
igual que al camarón
que se duerme las presas
hidroeléctricas, que haya
un eclipse de sol
eviterno, una calma
chicha como antes nunca,
que se mueran los feos,
que se hielen los malos,
los gigantes, los gordos,
que un arcángel pagano
les meta por el recto
una descomunal
cimitarra de fuego
a los puercos adictos
a la coca y al uso
y abuso hasta las heces
de puertas giratorias,
que se vaya al carajo
todo el mix energético,
que se mueran los malos,
que se hielen los feos
y a tomar por el culo.

2 comentarios:

carlos parejo dijo...

Curiosa política energética

mailconraul dijo...

¡La anarquía de la luz!