martes, 9 de febrero de 2016

Vértigo

La luz se mueve en el vacío
a una velocidad constante
de trescientos millones de metros por segundo.


No es tanta la distancia hasta tus ojos.

Lástima que en tan corto
trayecto haya crecido
un agujero negro
engullendo, indolente,
con su luz, todo atisbo
de esperanza.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Haiku al Desamor sideral