jueves, 18 de febrero de 2016

Seguidilla (LII)

Una mordaza ha dado
a luz mi silencio,
fruto umbroso es el tuyo
de tu desprecio.

Y del encuentro
estéril de ambos nacen
mis poemas huérfanos.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Poema del desengaño mil uno