martes, 2 de febrero de 2016

Espinela del chiqui chiqui

Mariano y Albert Rivera
igual que Pedro y que Pablo
—perdonen por el vocablo—
me tienen hasta la pera.
Tanto que si dependiera
de mí, al carajo a los cuatro
los mandaba con su teatro,
y para formar Gobierno
como Presidente eterno
proponía a Chiquilicuatro.
¡Perrea, perrea!

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Los enredos políticos son tan antiguos como el paraíso terrenal.