domingo, 9 de octubre de 2016

Tiempo


Aquello
tan lejano.
Huellas
barridas por las olas. Migas
de pan rancio a merced de los gorriones.
Aquello, el horizonte,
espejismo diluido en el ocaso.
Aquello
sin un eso
tendido como puente hasta la abrupta
costa sin mar del esto.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Filosófico pensamiento