jueves, 19 de mayo de 2016

La guerra



Salvo aquellas en las que los pueblos oprimidos se alzan en armas contra sus opresores, la guerra, básicamente, consiste en un acelerado e ignominioso proceso de embrutecimiento de jóvenes inocentes para que, sin cuestionarse prácticamente nada al respecto, maten y mueran en favor de los criminales intereses particulares de un execrable hatajo de sociópatas mafiosos genocidas mal disfrazados de ejecutivos, chamanes y políticos. Nunca nada que ver con libertad y democracia.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Guerreando nos convertimos exclusivamente en animales mamíferos