martes, 3 de mayo de 2016

Contrastes

Era un poeta oscuro
como la más profunda
fosa del mar océano
―lograba a duras penas
sobrellevar presiones
que en un segundo habrían
aplastado al más sólido
batiscafo. Tenía
la sangre corroída
y negra de arrastrarse
entre la podredumbre
de una atmósfera anóxica
constituida por átomos
de ira, gula y codicia.
Era un poeta oscuro
que, como todo buen
poeta oscuro, daba
a luz poemas claros
a la par que punzantes.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Era un poeta de esos que apenas venden en vida clásicos e inmejorables poemarios