domingo, 17 de agosto de 2014

Vértigo

¡Intelijencia, dame
el nombre exacto de las cosas!
que dijo Juan Ramón aproximada-
mente o así tal cual
—me folla la memoria y no podría
lo digo con franqueza
afirmar con certeza
ni harto de cerveza
que fuese como reza

y además lo confieso
sin arrepentimiento
me puede la pereza
y no habré de buscar
los versos en cuestión
para en este poema
reproducir la cita
exacta de la cosa

ah el nombre exacto de las cosas
que fácil si se trata
de nombrar cosas-cosa o casos-caso
o también casos-cosa o viceversa
como sin ir más lejos
y por no ser prolijos felación
cunnilingus pastel 69
poltrona proxeneta o limusina

pero existen conceptos
que no se corresponden
de manera inequívoca
con casos ni con cosas
ni etcétera y por tanto
no es posible nombrarlos
de una manera exacta —amor y muerte
por poner dos ejemplos
y a buen entendedor
el silencio le basta

y es que en estas cuestiones
estamos ya moviéndonos
sin rumbo por regiones
no de la inteligencia
sino del nebuloso
turbión de lo insensato
si no de la locura

¡inteligencia dame
valor para enfrentarme
al vértigo que emana
de la anfibología!

1 comentario:

carlos parejo dijo...

El poeta y su inteligencia en lucha por dar nombre a las cosas del poema