domingo, 3 de agosto de 2014

Es un hecho probado que en las constituciones...

“Defender la alegría como una trinchera”
Mario Benedetti 

Es un hecho probado que en las constituciones
de hasta aquellos estados que presumen
de ser más democráticos
faltan ciertas palabras que se antojan
del todo necesarias
de cara a un buen gobierno del pueblo para el pueblo:
humor, felicidad, sueño, empatía, 
poema, esperanza, amor, abrazo, amigo...
Sin ellas no es posible que el pueblo se gobierne
para la libertad y la justicia,
y tanto articulado solemne en referencia
a poderes, deberes y derechos
solamente es papel borrajeado y mojado
para envolver, a modo de mortaja,
al pueblo en su tristeza.
Deberemos, por tanto,
luchar codo con codo hasta dejarnos,
si es preciso, el aliento,
a fin de reescribirlas desde cero
en base a esas palabras,
para que en el futuro y para siempre,
el derecho y deber fundamentales
del gobierno del pueblo para el pueblo
sean, más allá de credos y fronteras,
la globalización de la alegría. 

1 comentario:

carlos parejo dijo...

La globalización de la alegría...alegría de qué y cúando...