domingo, 3 de agosto de 2014

Vencer la tentación...

vencer la tentación
de morder la manzana
e incendiar el jardín
con la carne talada
del árbol del señuelo
para que la serpiente
imponga por los siglos
de los siglos sin tiempo
su imperio de cenizas 

1 comentario:

carlos parejo dijo...

¿Qué pecado original?