lunes, 7 de julio de 2014

Seguidilla (XLVII)


Hablan de austeridad,
pero es miseria:
cruz de su despilfarro
y ancha opulencia.

Caros rufianes
que, avaros, prostituyen
hasta el lenguaje.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Los políticos procuran expresarse como las serpientes que hipnotizan a los ingenuos pajarillos