miércoles, 16 de julio de 2014

El ojo vago

El hábito no hace al monje, pero puede hacer feligresía.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Los políticos actuales se parecen a los monjes en que ocultan su verdadera cara