domingo, 6 de julio de 2014

El re-Creador

(soneto)

ya no encuentro palabras
con las que urdir un verso
por eso las invento
creando un mundo nuevo
sin luz ni movimiento
y a la nada le asigno
como nombre celeste
a la vida sepulcro
infierno al firmamento
y a la L —amén de enigma—
diosa del inframundo
y mi alias es Vicario
de mi Señor —SATÁN
y este soneto es prosa
con llagas de leprosa
y vendrán los poetos
modernos cuyo apodo
es australopiteco 
para recriminarme
cómo afea la rima
mi ensayo general
parido por el mal
sobre un lecho celeste
y que al celeste va
con la L por liturBia
en un mundo sin verbo
al que llamo carroña
y en el que las semanas
se suceden de lunes
a sábado sin más

1 comentario:

carlos parejo dijo...

No tan así, hay semanas con y sin plenos querido austrolopiteco