viernes, 29 de julio de 2016

Quiso y no pudo

Una vez más no pudo
despedirse, decirle
“hasta la vuelta”, cuánto
la echaría de menos.
Quiso y no pudo. Quiso.
Pero cómo después
de tanto tiempo acaso
siendo sólo un extraño
o peor: un enemigo.
"Otra ocasión perdida"
—se dijo desolado,
quedándose a la espera
del día de su regreso
para poder echarla
en falta algo más cerca.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Hay despedidas mudas que dan tristeza