martes, 26 de julio de 2016

El club de las puertas giratorias, de Luis Miguel Montero


El lobby es un lobo para el hombre (no recuerdo a quién le leí este acertado aforismo).

Si aún eres de los que creen que viven en un país democrático, en un mundo democrático, no caigas en la tentación de leer "El club de las puertas giratorias," Demoledor. No necesitarás llegar ni a la tercera parte para terminar convencido de que durante mucho tiempo esa creencia no ha sido más que un tan cándido como estúpido error.

"El club de las puertas giratorias" nos muestra que bajo esa endeble pátina democrática, nos acecha y acorrala y nos muerde sin descanso la jauría. La lobbycracia, tal vez la peor de todas las tiranías posibles.

2 comentarios:

mailconraul dijo...

Lo más extraño es que aun hay gente que piensa que votar se corresponde con un acto participativo.
¡Lobbycracia, partitocracia!

carlos parejo dijo...

Pasámele a ver silos leo