jueves, 14 de julio de 2016

El último ángel vivo


"No temas nuestros aplausos,
los hurra
la inclinación hacia el vacío de la noche."

Bea Calvo

Cuando caiga lo haré
como un alud de hiel sobre los páramos
mustios de vuestra sed de carroñeros.
Helaré vuestra risa
y os podaré las manos.
No habrá aplausos ni vítores
ni podréis deleitaros
olfateando mi sangre
coagulada en portada
de la prensa amarilla.
Será el fin de los tiempos.

Ilustración: Gustave Doré

1 comentario:

carlos parejo dijo...

qUÉ TRÁGICO TODO ESTO