sábado, 2 de julio de 2016

Banderas ondeando


Banderas ondeando
al viento como símbolo
de apoyo popular
a tan intrascendentes
para el bien de los pueblos
como improbables gestas,
que en nombre de la patria
emprenden mercenarios
del deporte movidos
poco más que por ansias
de lucro personal.
Banderas que después
del fracaso o el éxito,
permanecen izadas
como fruto podrido
del olvido hasta el día
en que el postrer jirón
descolorido acaba
en el fango arrastrado
por las zarpas del viento.
Qué efímera la gloria.

2 comentarios:

mailconraul dijo...

Ya no sólo efímera sino que nunca fue pulcra.

carlos parejo dijo...

Las banderas son al hombre lo que los cambios de color en la piel del camaleón, expresiones de emergencia