viernes, 22 de enero de 2016

Tanka del prendimiento


Tan bello, en sueños,
aquel beso, que puse
la otra mejilla.
Amanecí prendido
por tu ausencia y la espera.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

soñar con besos te hace preso de la melancolía