sábado, 2 de enero de 2016

Capitulación

Bosquejo un verso y cuando aún apenas
alcanzo a imaginarlo siendo parte
de la urdimbre precaria con que intento
dar temple de placebo a mi poema,
albergo mucho más que la sospecha
de que algo parecido a esto que ahora
me empeño en hilvanar sin luz ni aguja,
ya lo escribí más de una vez antaño.
Siempre los mismos miedos, siempre
semejantes anhelos, frustraciones
y siempre siempre tú presente siempre
y siempre ausente ausente siempre y pronto
menos que un sueño, olvido, nunca, nada.

2 comentarios:

carlos parejo dijo...

El hombre, como el mundo, gira sobre si mismo, decía Heráclito

El Éxodo dijo...

Y en torno al Sol, según Copérnico.