lunes, 11 de enero de 2016

Lo llaman Justicia y, como dijo Pedro Pacheco in illo tempore, no es más que un cachondeo

Argumenta Dolores Ripoll ―menudo papelón el suyo―, en representación de la Abogacía del Estado en el juicio por el caso Nóos, que el tan manido lema “Hacienda somos todos” debe circunscribirse "al ámbito para el que fue creado: el de la publicidad, exclusivamente como forma de concienciación al país". ¿Se debe entender, por tanto, que lo de “Hacienda somos todos” no es más que otra gran mentira del Estado destinada a embaucar una vez más a los cada día más depauperados ciudadanos de los pueblos de España? ¿Y que, en consecuencia, todos y cada uno de los sufridos contribuyentes de la Una, Grande y Libre no sólo podríamos, sino que también deberíamos denunciar al Estado español por publicidad engañosa y reclamar que nos fuese devuelto hasta el último céntimo de euro de lo que hemos venido abonando a sus arcas en concepto de impuestos?

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Eso, que devuelvan rápido y eficazmente lo adelantado