sábado, 23 de enero de 2016

La herida

Cada vez que comienzo
a engendrar un poema,
abro, sobre otra abierta,
una interrogación
que no se cierra, no,
que no se cierra.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

La inspiración tiene sus horas y momentos. Las musas son muy huidizas