miércoles, 2 de septiembre de 2015

Sumario


No he escrito un solo verso,
no ha sido nunca escrito
un poema que no sea
más que una variación
dando vueltas y más
vueltas sin centro en torno
al mismo asunto, un grito
ahogado entre el memento
mori y el carpe diem,
el amor y la muerte,
esa antesala en ruinas
que da paso al vacío.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Poesía Existencialista