domingo, 26 de julio de 2015

Nocturno

El sur. El sol, su espectro,
calcinando sin tregua
con sus tercos rescoldos
la esencia de la noche.
Madrugada y apenas
un espejismo breve
de sosiego. Ave Fénix,
regresará a caballo
del alba enarbolando
su espada inexorable
de sed, tedio y cansancio.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Vivir a pleno sol, el paraiso de los nórdicos y el infierno de los andaluces