martes, 7 de julio de 2015

El día que regreses...

El día en que regreses
de tu exilio ataviada
de tinieblas no dejes
de hacer por visitarme.
No has de temer por nada.
Estaré donde siempre
aguardando a que dejes
unas flores de plástico
y una muesca hecha a fuego
al pie de mi epitafio.

(voluntades póstumas)

3 comentarios:

carlos parejo dijo...

poema romantico necrófilo, como aquel poeta inglés que solo escribia sobre cementerios

Milena dijo...


Cuantas cosas nos perdemos en vida !....por ejemplo ese perfume floral...mientras cerramos los ojos pero solo por el momento emocionado de recibir su aroma !!!

Besitos Mi Poeta! Te echaré de menos...I´m going to Stockholm this summer...

Anónimo dijo...

Ohhhhh ...el ordenador me acepta como no spam...sin demostrarlo...jejeje ...no así el movil.

BS