viernes, 8 de mayo de 2015

Quién se ha llevado mi seso

Una mañana más
me despierto marcado
a “jierro” como res
de carne; aterradora
mordedura en las ancas
―y yo esperando un beso
para abdicar del fango.
He soñado con ratas
devorando a la luz
de una tea mi sexo
de queso enmohecido.
—¿Quién opina, infalible
y caro amigo Holmes,
que ha sido el su(eñ)icida?
―El emmental, querido Watson.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Todo esto es un poco loco