domingo, 31 de mayo de 2015

Ablución

Limpiar a fondo. Hacer
cuentas nuevas restando
cuenta a cuenta las horas
del rosal provisorio
de la vida. Iniciar,
desandando breñales,
la cuenta atrás que alcance
a talar de raíz
la esperanza. Restar
con pertinaz asepsia,
hasta sumarse al cero,
lo perfecto, el olvido.

1 comentario:

Ángel García Riol dijo...

Imposible hoy en día...