miércoles, 6 de mayo de 2015

Nocturno con los pies desnudos

Una subida súbita
de tensión y se funde
el filamento y la bombilla estalla
e irrumpen las tinieblas
en el oasis precario
de luz, recuperando
lo que les pertenece.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

La oscuridad del universo, tan insondable como Dios