sábado, 30 de mayo de 2015

El voto como dios manda



Visto lo visto en las pasadas municipales y autonómicas -con, entre otras lindezas, religiosas llevando de la mano a votar a ancianos que, perdida la cabeza, no sabían, los pobres, ni donde tenían la derecha-, no estaría de más, para las generales, solicitar la concurrencia de observadores internacionales imparciales, a fin de tratar de garantizar la limpieza en tales comicios.

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Los más católicos del país llevan a sus mayores -la cabeza ida ya a otra parte- a engrosar los votos de la derecha...Y eso ocurre desde 1977 sin que nadie mueva un dedo al respecto...