jueves, 12 de febrero de 2015

¡A LA MIERDA!

De todos los vocablos
poéticos que existen —que pudieran
bien usados ser todos—
uno de los que más
fuerza y genio contienen
es la palabra "mierda".
Así, nunca será
igual decir salario
o dictadura a secas,
que exclamar con vehemencia
dictadura de mierda
o salario de mierda.
Y qué mejor manera
de cerrar un poema
que hacerlo como hiciera
Labordeta, gritando,
sin decoro, "¡A LA MIERDA!"

2 comentarios:

carlos parejo dijo...

Fino te has puesto hoy

Milena dijo...

Un término. "Poéticamente" incorrecto pero contundente...